Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Vecinos detuvieron a solitario ladrón que intentó entrar a robar a vivienda

Por La Prensa Austral jueves 12 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
387
Visitas

Hecho quedó al descubierto en calle Bellavista, entre Chiloé y Armando Sanhueza.

Detenido tenía antecedentes penales, siendo ingresado a la cárcel

Una temeraria acción protagonizó un grupo de vecinos da calle Bellavista del barrio Sur de Punta Arenas, que la noche del martes practicó una detención ciudadana, luego de que un peligroso antisocial fuera descubierto al interior de una propiedad. El sujeto, quien fue maniatado por los habitantes del sector, mantiene un amplio prontuario policial que incluye sanciones por su participación en homicidio, robos y lesiones.

Diversas condenas tiene José Enrique Barría Guerrero, sujeto que fue retenido por los vecinos, cuando la propietaria de un inmueble ubicado en calle Bellavista, entre Chiloé y Armando Sanhueza, alertara que alguien estaba en el interior de su casa, intentando robar.

Rápidamente un vecino de  una casa interior, además de una dueña de casa de una vivienda colindante y el conductor de un camión que pasaba por el lugar fueron en ayuda de la afectada, logrando atrapar a Barría Guerrero cuando se escabullía por una ventana que había roto, siendo entregado minutos más tarde a Carabineros.

El imputado, fue tempranamente trasladado ayer al Centro de Justicia, ya que además del delito que frustró la ciudadanía, pesaba una orden de detención en su contra por otra causa que mantenía pendiente con la justicia, siendo condenado a dos meses de cárcel por dicho ilícito.

Luego, el fiscal Felipe Aguirre formalizó cargos en su contra, imputándole responsabilidad en un delito de robo en lugar habitado, valiéndose de fuerza y escalamiento.

De acuerdo a los antecedentes, el sujeto arrojó un trozo de concreto a un ventanal, provocando un espacio por donde ingresar. Una vez en el interior, sustrajo un teléfono celular, y desmontó un televisor con el cual pretendía huir, no obstante, fue descubierto por la propietaria cuando volvía a su hogar.

El fiscal Aguirre solicitó la prisión preventiva en su contra, dado lo arrojado de su delito, sin que lo desanimara la presencia de los moradores en el inmueble. Además, estimó que su libertad constituye un peligro para la sociedad, sacando a colación la extensa lista de condenas que mantiene, entre ellas, una sentencia como cómplice de homicidio, por un crimen ocurrido en 2005 contra un indigente, en un sitio baldío de calle Jorge Montt.

Su solicitud tuvo acogida en la magistrado Paula Stange, quien impuso la cautelar, enviando a la cárcel a Barría Guerrero, al menos durante los 90 días que se fijaron para la investigación del Ministerio Público.