Necrológicas
  • Nibaldo Astorga Astorga
  • Jorge Ricardo Levill Paredes
  • Jovita del Carmen Hernández Hernández

Vecinos piden cierre de sitio eriazo convertido en foco insalubre y lugar para beber alcohol

Por La Prensa Austral lunes 11 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

En el lugar funcionó, hasta el año 2010, la residencia Cardenal Raúl Silva Henríquez. Pobladores del sector también reclaman porque los conductores se han “adueñado” de las veredas, estacionando sus automóviles sobre ellas.

La presidenta de la Junta de Vecinos Nº 4 Cecilia Barrientos se refirió básicamente a dos problemas que deben enfrentar los vecinos de la población Gobernador Viel. En la actualidad el terreno ubicado en calle El Ovejero, donde en primera instancia funcionó el Hogar Niño y Patria de Carabineros, hasta el año 2002, y posteriormente la Residencial Cardenal Raúl Silva Henríquez dependiente del Sename, hasta el año 2010, sirve como un punto de encuentro de personas para beber alcohol, además de estar convertido en un espacio insalubre.

La edificación fue demolida en septiembre del año 2016, precisamente luego de que se transformara en un foco insalubre donde gran número de personas en situación de calle se reunían a consumir bebidas alcohólicas y otras sustancias, pero hoy el fenómeno vuelve a repetirse.

A lo anterior se suma que las veredas que están en los alrededores del Liceo Contardi se obtuvieron gracias al programa de Pavimentos Participativos y hoy ya están en mal estado, trizadas porque son utilizadas como estacionamientos vehiculares por los apoderados durante las reuniones de curso o cuando se realizan actividades en el gimnasio.

La dirigenta Cecilia Barrientos relata los innumerables problemas que han surgido: “Este terreno Bienes Nacionales lo traspasó a la seremía de Transportes porque más o menos como en septiembre de 2019 van a construir ahí, pero mientras tanto llega gente indigente a beber, en un número aproximado a las diez personas, han empezado los ‘macheteo’, los robos, molestan a la gente que va a comprar a los negocios cercanos, o ellos mismos compran y no pagan, llegan los carabineros, y las ambulancias porque se han registrado peleas y hasta ahí llegamos”.

Agrega que la gente que reside en el sector está temerosa y su calidad de vida ha empeorado. “Hay muchas personas de la tercera edad que lisa y llanamente permanecen con sus portones cerrados. Hay gente que trabaja afuera, que está solita. Aquí lo único que estamos pidiendo es que cierren con lata o con lo que sea el lugar de modo de poder pasar por la vereda tranquilamente”, planteó.

Barrientos agregó que en época de invierno comienza a oscurecer más temprano y que no es un dato menor que en esa área se ubiquen tres colegios: Juan Williams, Pedro Pablo Lemaitre y el Contardi y que “muchos niños tomen la micro en calle El Ovejero, muy cerca de donde está este peligroso ‘lunar’”, por lo que emplazó a las autoridades a dejar de “tirarse la pelota” y dar una solución definitiva al tema.

Veredas nuevas “ocupadas” 

Respecto del segundo problema que les aqueja, la dirigenta vecinal indicó que en ese barrio hay personas minusválidas o en silla de ruedas que no pueden utilizar las veredas o que debían desplazarse por la calzada, con el riesgo que esto implica, “ya que las veredas son usadas para estacionar vehículos”. Dijo que ello es más agudo  cuando hay reuniones o actividades en el gimnasio de los colegios. “No se puede ni entrar a los pasajes, es terrible y lo peor de todo es que no vienen ni los carabineros ni funcionarios de Transportes o inspectores municipales a sacar partes. En el caso del Liceo Contardi ocurre con los pasajes Bandera, García Lorca, Cabo de Hornos, Ovejero, Manuel Chaparro y Otto Maggens, todos ellos muy angostos”.

La dirigenta dijo que “si esto no se soluciona vamos a cerrar las calles cuando comiencen las clases, por lo pronto le pedí al jefe de la Dirección de Tránsito del municipio (Sergio Oyarzo) unos topes para que nosotros podamos circular por nuestra veredas, creo que acá ha habido falta de voluntad”, aseguró.