Necrológicas
  • Abdón Oyarzún Pérez
  • Carlos Vila Franulic
  • Zenaida Galindo Pérez
  • Ortensia Andrade Villarroel
Coronavirus

Viuda de magallánico Sergio Haro denuncia que muerte se debió a una negligencia

Por La Prensa Austral sábado 23 de mayo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Luz Doris Valencia revivió, en medio del dolor, los últimos días junto a su esposo.

La viuda del conocido vecino magallánico Sergio Haro Oyarzún, asegura que “él fue víctima de una negligencia médica desde un comienzo”, la que terminó llevándolo a la muerte.

Luz Doris Valencia ha vivido días difíciles y dolorosos luego que Sergio, de 64 años, falleciera el pasado 4 de mayo luego de contagiarse y presentara los primeros síntomas del Covid-19.

Ella hoy también se recupera emocionalmente, pero la tristeza que dice llevar en el alma confiesa será eterna.

Desde Laguna Verde, en Valparaíso, donde residía la familia y lugar del fallecimiento de Haro, la mujer habla de su drama en entrevista concedida al programa “FTV en cuarentena” y reproducida por Diario La Quinta.

Cuenta que su esposo se enfermó el pasado 25 de abril, comenzando con tos y fiebre, siguiendo con vómito, fiebre alta y dolor de cabeza intenso. Tras solicitar atención en el Hospital Van Buren, sólo se le revisó y tomó un examen de glucosa, no de Covid-19. “Le dijeron váyase para la casa sin siquiera un paracetamol, sin protocolo ni recomendación”, recuerda.

Los síntomas persistirían en su casa, sumándose días después la mala condición de salud de ella. Recién ahí y tras explicar la situación en el consultorio en Laguna Verde supo que a su marido no le habían tomado el examen por Covid. A esa altura él ya presentaba una complicada situación. “Perdimos cinco días entre que comenzaron los síntomas y pudieron realizarnos el examen. Mi esposo se siguió agravando cada día más y el viernes comenzó a presentar problemas de respiración”. Horas después fue llevado al hospital en ambulancia.

“Estaba mal, pero consciente y resulta que a mí, que andaba con mi esposo, me trataron con la indolencia más grande en el hospital, sabiendo que yo andaba con un enfermo de Covid prácticamente diagnosticado”, señaló Luz, para agregar que ni siquiera consideraron la posibilidad de que ella también pudiera ser positivo y, más aún, la “sacaron” del hospital. La noche del 4 de mayo, Sergio Haro dejaba de existir.

“Quiero denunciar para que la muerte de mi esposo no haya sido en vano. A mi marido no lo pude despedir. Es algo tan inhumano. Lo único que sé es que mi esposo me miró, en una camilla, y no me dejaron arrimar donde él… ¡Y no lo volví a ver, ni siquiera para enterrarlo!

Añade que “nadie tiene la culpa de mi situación (de contagio), pero sí de la negligencia y del manejo de la situación”.

Sergio Haro nació el 30 de septiembre de 1955 en Punta Arenas. Se hizo conocido como agente de seguros de la Compañía la Austral y Regional, la que posteriormente cambió de nombre a la Continental. Jugó fútbol en el Club Titán y fue dirigente del Club Bellavista, en el Barrio Sur, para posteriormente derivar a árbitro. También incursionó en el quehacer radial, primero en el área deportiva y posteriormente como reportero de prensa, a cargo del móvil, en Radio Presidente Ibáñez.

Hace 14 años se radicó en Maullín, Región de Los Lagos, pero al cabo de un año vendió y se trasladó a Laguna Verde, en Valparaíso, donde transcurrido un mes su esposa enfermó de un cáncer al estómago, falleciendo a los tres meses. Al tiempo después Sergio Haro rehizo su vida, conociendo a través de Internet a Luz Doris Valencia, una ciudadana colombiana, con quien contrajo matrimonio hace 10 años. Ambos viajaron varias veces a Colombia y al Perú, donde la esposa tiene una hija.

Era hermano del presidente de la Asociación de Fútbol del Barrio Sur, Jorge Haro.