Necrológicas
  • Hugo Aguilar Aguilar
  • Tomislav Martic Rodojkovic
  • Lorena Gómez Vera
  • Clodomiro Bahamonde Montaña
  • Maximiliano Fernández Genskowsky
  • Danuel Güentelicán Cárcamo

“Vivo la mitad del tiempo acá y la otra en Punta Arenas porque cuesta vivir sin luz”

Por La Prensa Austral domingo 15 de abril del 2018

Compartir esta noticia
4.736
Visitas

– La postación del Loteo Varillas, Llau Llau, Rebenque, entre otros, se encuentra terminada ya hace varios meses. Más de dos años es el tiempo que llevan sin luz los vecinos de estos sectores debido a que Edelmag no es dueño de los postes para así poder conectarlos.

Ya son más de dos años los que han pasado los vecinos de distintos loteos que se encuentran en la periferia del sector norte de Punta Arenas sin suministro eléctrico, quienes han tenido que adaptarse a esta situación para poder sobrevivir de buena manera, incluso algunos han optado por irse a vivir a la ciudad y volver sólo para situaciones puntuales de vez en cuando.

Así y todo algunos vecinos de estos sectores viven allí bajo las condiciones que implica estar sin luz, tal como se ha mostrado anteriormente en La Prensa Austral. En el caso del vecino Tadeo Soto Sánchez, se reparte el tiempo entre su pequeña casa en el Loteo Varillas y su casa en Punta Arenas. “Cuesta vivir sin luz. No compro mucha comida para traer acá porque en dos días ya se echa a perder, tampoco tengo refrigerador ni para lavar, entonces esta situación me obliga a estar en Punta Arenas”, comenta Soto Sánchez.

Actualmente Tadeo tiene 55 años, trabaja de taxista y tan sólo utiliza lámparas y linternas para no tener problemas durante la noche en la zona rural. “A cierta edad uno quiere tranquilidad, entonces en un futuro ojalá próximo espero venirme definitivo para acá y para eso me encuentro trabajando en mis momentos libres en la construcción de una nueva casa que tenga luz”, manifestó.

José Araya vive con su señora y sus dos hijos de 9 y 12 años. Es un vecino privilegiado en el Loteo Varillas puesto que tiene luz eléctrica en su casa ubicada en el pasaje Los Rogeles, gracias a que está conectado a la red de su vecina que se encuentra a 100 metros en un sector donde las casas sí tienen conexión al tendido eléctrico. “Yo vivo hace 4 años en este sector y nunca hemos tenido luz por nuestra cuenta. Los postes están puestos ahí hace rato y es un problema que se viene arrastrando hace mucho tiempo. El único tope para que podamos conectarnos como corresponde a la electricidad es Edelmag porque la municipalidad ya hizo su parte”, opina el vecino.

Además cuenta que dividen en 50% el pago de la boleta de electricidad de su vecina. “Uno no se puede aprovechar de la situación ya que de buena voluntad nos conectaron y podemos tener luz. Por ejemplo, llevo varios meses que quiero instalar una nueva reja que compré pero no puedo porque cómo voy a llegar yo a conectar las herramientas y todo lo que necesito para hacerlo. Trato de no sobrepasar los límites del uso de electricidad para poder seguir así hasta que nosotros mismos nos conectemos”, concluye José Araya.