Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre

Yasna Rubilar, vecina de la villa Valle Bicentenario: “Cuatro años esperamos la remodelación de estas sedes”

Por La Prensa Austral miércoles 6 de julio del 2016

Compartir esta noticia
214
Visitas

El inmueble ubicado en calle Chonchi Nº4062, fue oficialmente inaugurado ayer por un equipo municipal, liderado por el alcalde Boccazzi.

Un reforzado equipo de funcionarios municipales acompañó ayer al alcalde Emilio Boccazzi a entregar oficialmente a los residentes de la villa Valle Bicentenario, la sede vecinal ubicada en calle Chonchi Nº4062, la que -desde 2012- había sido entregada a los beneficiarios del referido conjunto  habitacional. Sin embargo, dos inmuebles que venían adosados a la entrega de las 300 viviendas de dicho sector poblacional, y cuyo objetivo era dar espacio a la organización de los pobladores, nunca pudieron ser utilizados, a razón que fueron destruidos, por acciones vandálicas. La reinversión de ambos inmuebles implicó un costo aproximado de 51 millones de pesos, financiados con aporte del Fondo Regional de Inversión Local (Fril) y donde el municipio de Punta Arenas actuó como entidad ejecutante.

“Sabemos que la demora en la entrega de estas sedes, se debió a los enormes destrozos que rompieron toda la infraestructura de estos inmuebles. Esa fue la causa, por la que nunca se nos pudo hacer entrega de estos espacios, porque realmente quedaron en un estado deplorable, entonces prácticamente se tuvieron que hacer de nuevo y eso lógicamente demoró en la entrega de las obras”, afirmó Yasna Rubilar Ulloa, una de las residentes de la villa Valle Bicentenario, quien se hizo presente en una actividad convocada por el municipio de Punta Arenas, y que contó con escasa presencia de pobladores.

“Quizás la baja concurrencia de vecinos, estuvo influida por tratarse de un horario laboral (19 horas de ayer), pero por lo menos llegaron hartas caras conocidas”, afirmó Rubilar, agregando que la concreción de una obra anhelada por los vecinos, igualmente es valorada por todas las acciones que se pretenden realizar en dichos espacios, uno de los cuales será administrado totalmente por los residentes de la villa Valle Bicentenario.

“Cuatro años esperamos la remodelación de estas sedes, las que hoy permitirán poner en marcha diversas actividades comunitarias, planificadas por la junta de vecinos Nº57, y que incluyen a jóvenes, niños y personas de la tercera edad”, remarcó Rubilar Ulloa.

Sede vecinal Nº4062

El presidente de la junta de vecinos Nº57 de la villa Valle Bicentenario, Claudio Alvaradejo Ojeda, precisó a La Prensa Austral que una de las sedes entregadas -signada con el Nº 4062- será destinada a las actividades organizadas por la entidad a su cargo. Sin embargo, el segundo inmueble (Nº4024) será administrado por el municipio de Punta Arenas para actividades insertas en la planificación del Programa “Chile Barrio”, dependiente del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

“En la segunda sede (refiriéndose al inmueble Nº4024), el municipio va a desarrollar proyectos sociales -incluidos dentro de programas del Minvu- y que implicará a otras juntas vecinales, de sectores aledaños al nuestro. Eso nos parece muy bien, y estamos contentos por la recepción de esta obra remodelada, entendiendo que la segunda sede, también fue pagada con fondos nuestros (en algún porcentaje importante) y ese segundo inmueble quedará en poder del municipio, para el desarrollo propio de sus actividades”, afirmó Alvaradejo.

“Conflicto artificial”

Consultado el dirigente vecinal sobre la posibilidad que el conflicto con otras juntas de vecinos -aledañas a la villa Valle Bicentenario- pudiera llegar a su fin, con la entrega de una de las infraestructuras, Alvaradejo afirmó que nunca hubo un conflicto entre vecinos, atribuyendo al dirigente Fredy Contreras la creación de un “conflicto artificial”.

“Lo que hubo aquí, fue un conflicto creado artificialmente por el presidente de la junta de vecinos Archipiélago de Chiloé (Fredy Contreras), dado que aquí habían compromisos adquiridos que se conversaron durante largo tiempo con la autoridad. Y no puede desconocerse que la construcción de estas sedes, en un porcentaje muy importante fueron financiadas por los 300 vecinos que forman parte de la villa Valle Bicentenario”, remarcó Alvaradejo.

La secretaria de la misma entidad vecinal, María Cañete Sierpe, compartió la apreciación de Alvaradejo, agregando que -a pesar de todos los problemas en la destrucción de las sedes- la tarea de los dirigentes nunca se detuvo.

“Hemos ido haciendo una tarea silenciosa, porque nos juntábamos en las casas, donde diseñamos un plan de trabajo y se enviaron muchas cartas e hicimos todo lo que podíamos hacer, para recuperar nuestras sedes. Si bien, no teníamos un espacio físico, siempre trabajamos con la esperanza de recuperarlas”, afirmó emocionada María Cañete Sierpe.