Necrológicas
  • Haidee Correa Norambuena
  • Antonio Martinic Vrandesic
  • Nolberto Villarroel Barría
  • Beba Babaic Smith
  • Ramón Rosales Gutiérrrez

Comisión “Retorno” propone volver el 31 de julio

Por Agencias jueves 4 de junio del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Detalles del estricto protocolo que deberán cumplir los clubes chilenos

En medio de una pandemia que por estos días azota sin contemplación a la Región Metropolitana, la comisión “Retorno” se atrevió a pronosticar que el 31 de julio asoma como fecha tentativa para el retorno del fútbol chileno. Claro está, una fecha sujeta a la contingencia.

Así lo manifestó ayer el médico Fernando Radice, integrante de la mencionada comisión que formó la ANFP para analizar el tema y proponer escenarios de cara a la nueva realidad que tendrá el balompié chileno.

“La fecha de reinicio en el fútbol no está definida porque eso dependerá de, primero, el control de la pandemia; dos, la autorización sanitaria; y tres, la coordinación de la ANFP. Ahora bien, el 31 de julio es una de las fechas atractivas porque da a los equipos entre cinco y seis semanas para hacer una preparación previa, y así protegemos la salud de los jugadores evitando lesiones. Estas fechas son absolutamente ideales, pero depende totalmente de la condición sanitaria del país en su momento, explicó Radice en diálogo con radio Cooperativa, haciendo eco de las palabras de su colega Fernando Yáñez en entrevista concedida a El Mercurio.

PROTOCOLO

Radice explicó parte del protocolo que se llevará a cabo una vez que se decida reanudar la actividad. “Para el retorno de la competencia, la ANFP y sus cuerpos médicos elaboraron un protocolo que tiene distintos partes, primero en sus entrenamientos, luego qué hacer en los traslados y en las concentraciones, y finalmente cómo funcionará el estadio al momento de la competencia”.

“Obviamente se considera mucho los protocolos europeos, en especial el de Alemania, en el sentido del distanciamiento social ente los protagonistas, la distancia en la banca y básicamente el estadio se divide en tres sectores: la cancha, la tribuna y la zona externa, para que el riesgo de contagio sea el más bajo posible, y que la interacción de las personas asociadas sea lo menos posible”, detalló Radice.

EVENTUAL CONTAGIO

El también médico de Universidad de Chile, adelantó que “si hay algún contagiado en cualquier plantel o en el grupo familiar de algún jugador, el protocolo es el mismo para cualquier ciudadano: se produce el aislamiento en cuarentena, sin contacto con otros. No hay ninguna situación diferenciada por ser jugador de fútbol”.

De igual modo, “si el contagio es del núcleo familiar, se asume que también el jugador sería positivo, por lo que debe seguir las mismas normas de aislamiento”.

UN RETORNO CONSENSUADO

Por su parte, el doctor Fernando Yáñez enfatizó que “queremos volver, pero no anteponiéndonos por sobre nadie, porque el fútbol es integración”.

“Coordinamos con más de 50 profesionales de la salud una serie de protocolos para la vuelta a los entrenamientos y a la competencia. Todo esto nos obliga a plantearnos fechas, las que van a ser tentativas, proposición de intenciones en función de la condición sanitaria. En ese contexto nos parecería muy deseable y es nuestra intención intentar volver a competir el 31 de julio, que viene siendo el primer fin de semana de agosto. De ahí hacia atrás habrá un tiempo suficiente para que todos puedan volver a entrenar, con todos los protocolos”, explicó.

“Es posible que existan regiones donde la autoridad indique que vuelvan a entrenar antes. No pensamos que es incorrecto si las condiciones así lo permiten. Aspiramos a tener un plazo mínimo para que el último que se integre a entrenar recupere de la mejor manera la forma física y así disminuyamos las patologías”, añadió.

VIDEOS EDUCATIVOS

Asimismo, Yáñez reveló que “estamos desarrollando videos educativos para que los jugadores los tengan antes de volver a las prácticas. El protocolo es completo, hemos tomado ejemplos de todo el mundo y seguramente lo iremos perfeccionado”.

“Vamos a proponer que los equipos locales no se concentren, pero el visitante debe viajar, por lo que habrá hoteles seleccionados en cada ciudad, con todos los protocolos: los jugadores no pasarán por recepción, se entregarán las llaves en el bus. Quizás llegarán en dos buses para mantener el distanciamiento social. Los ascensores tendrán una señalización especial, las habitaciones estarán en pisos aislados, la alimentación se entregará de una manera también especial. Se fiscalizará el transporte para minimizar los riesgos. Lo mismo con los estadios: hemos planteado tres anillos de seguridad: la cancha, los espacios de circulación y lugares de aislamiento ante un potencial caso”, detalló.

“Se propone que la ropa esté sellada en el canasto para cada jugador y que los titulares se vistan en un camarín y los suplentes, en otro. Habrá controles de temperatura antes de competir y test para detectar a los asintomáticos, sabiendo que se volverá sin público quizás hasta que se dé con una vacuna”, finalizó Yáñez.