Necrológicas
  • María Mónica Mena Arenas
  • Margarita Alvarez Mascareño
  • Marcos Santiago Nikovic Jaksic
  • Teresa Segovia Oyarzún
  • Jorge Díaz Cárdenas
  • María Dorila Díaz Barría

Coquimbo presenta a Pinilla y club argentino golpea la mesa

Por Agencias sábado 19 de enero del 2019

Compartir esta noticia
124
Visitas

Coquimbo, que viene de lograr su ascenso al fútbol “grande” tras campeonar en Primera “B”, remeció ayer el mercado de pases al anunciar la contratación de Mauricio Pinilla, el ariete de 34 años que tuvo una abrupta salida de Universidad de Chile al punto que terminó demandando al “club de sus amores” en un litigio que aún está en curso.

A través de su cuenta de Twitter, la escuadra aurinegra reveló el fichaje “bomba” de esta temporada, con una fotografía del centrodelantero vistiendo la camiseta “pirata” (foto).

“Mauricio Pinilla, sí, el bicampeón de América, será un nuevo guerrero aurinegro en la travesía 2019. ¡De seguro te sentirás como en casa en el puerto pirata, Pinigol”, publicó Coquimbo en sus redes sociales, generando inmediatas reacciones de bienvenida al atacante por parte de los hinchas.

El jugador, por su parte, compartió la misma imagen, con contrato en mano y la solicitud de inscripción para la ANFP en su cuenta de Instagram. “Feliz por este nuevo desafío. Muchas gracias Coquimbo Unido por esta hermosa oportunidad”, escribió Pinilla, quien se encuentra inactivo desde 2018.

Coquimbo es el decimocuarto club en la trayectoria del ariete. Además de la “U” y su nuevo club, el delantero ha jugado por Chievo Verona, Celta de Vigo, Sporting Lisboa, Racing de Santander, Heart de Escocia, Vasco da Gama, Apollon Limassol (Chipre); Grosseto, Palermo, Cagliari, Génova y  Atalanta.

COLON RECLAMA

Enterado de la noticia, el presidente de Colón de Santa Fe, José Vignatti, aseguró que los derechos federativos de Pinilla pertenecen al cuadro “sabalero”, argumentando que la negociación con la “U” se concretó, al contrario de lo que afirma el jugador, quien a última hora declinó sumarse al club argentino.

“Seamos concretos, en este momento los derechos federativos de Pinilla son propiedad de Colón de Santa Fe. En otras palabras, cualquier club que quiera a Pinilla tiene que negociar con nosotros. Y en el caso de Coquimbo, eso no ha ocurrido”, advirtió el dirigente trasandino, enfatizando que “si él firmó por otro equipo, tendrá que asumir la responsabilidad de lo que está haciendo”.

“Colón no se quedará de brazos cruzados frente a esto. Recurriremos a las instancias que sean necesarias para reclamar e, incluso, para impedir este nuevo traspaso”, amenazó Vignatti.

HABLA PINILLA

Distinta es la versión de Pinilla. “Si el señor Vignatti dice que yo pertenezco a Colón es falso, mis derechos federativos están en Chile (ANFP)”, apuntó tajante el delantero a Fox Sport Radio.

Aclaró que “está el tema judicial y el deportivo. Cuando yo firmo el documento de los derechos federativos con Colón, mandé a mi gente a ver y los papeles eran diferentes, con condiciones ilegales y pagos en paraísos fiscales. Eso es de conocimiento público. Por eso no viajé a Argentina”.

“Es verdad que pudo haber sido apresurada la firma del documento, pero lo que yo firmé no era un contrato de trabajo… Ellos no van a querer reconocer que iban a cometer delitos con mi contrato y yo a mis 34 años no estoy para aguantar eso”, añadió.

“ENAMORADO DE LA U”…

Finalmente lanzó dardos contra los fanáticos azules que lo critican por abandonar a la “U”. “Yo vine a Chile con la mayor ilusión de retirarme en mi equipo y me encontré con varias sorpresas que no me gustaron… Tuve un esguince grado 2 y me infiltré cuatro veces para jugar, entonces, que ningún hincha de cartón me diga que es más hincha que yo. Estoy enamorado de la ‘U’…”, cerró Pinilla, quien tras el revés sufrido en la Corte de Apelaciones (que le dio la razón a Azul Azul en el caso del “finiquito irregular”) recurrirá ahora a la Corte Suprema para que se respete el fallo original del Tribunal del Trabajo de San Miguel. Este exigía que el elenco universitario le pague más de 460 millones de pesos al jugador.