Necrológicas
  • Hernán Gilberto Bobadilla Ossandón
  • Sergia María Muñoz Pizarro
  • José Gallardo Ulloa
  • María Eugenia Soto Oyarzún
  • Carlos Quijada Agurto

Croacia es el primer equipo que llega a una final jugando tres partidos con alargue

Por La Prensa Austral jueves 12 de julio del 2018

Compartir esta noticia
87
Visitas

La Selección de Croacia peleará por la Copa del Mundo ante una Francia con 90 minutos menos de juego y desgaste ya que los galos no han necesitado tiempos extra.

Con el triunfo ante Inglaterra, Croacia ha logrado la proeza de clasificar a la final de la Copa del Mundo. Ahí se tendrá que ver las caras con Francia, que no sólo porta el cartel de favorita, sino que, además, llega notoriamente más descansada.

Francia disputó el partido de semifinales el pasado martes, por lo que ya de por sí ha gozado de 24 horas más de descanso que el equipo croata. Pero, incluso, más importante es la cantidad de minutos disputados por ambos conjuntos.

La Croacia de Modric, Rakitic y Mandzukic lo pasó mal para superar los octavos de final, donde dejó fuera a Dinamarca, con tres penales parados por Subasic. También en los cuartos llegó a prórroga y los penales, donde se impuso 3-4 a Rusia, con el decisivo también marcado por Rakitic. Ayer llegó al tiempo extra, donde no necesitó de los penales: el gol de Mandzukic la metió en la final.

Croacia, pues, ha disputado tres alargues, lo que implica, en la práctica, a haber jugado un partido más con respecto  a Francia, que tampoco ha tenido que soportar la presión que suponen dos tandas penales.

Sólo hay un precedente de tres prórrogas consecutivas en un Mundial: Inglaterra en 1990. Disputó tres tiempos extra en Italia 90. Pasó en octavos ante Bélgica (1-0, gol de Platt 119’), en cuartos frente a Camerún (2-3, gol de Lineker de penal, 105’) y en semifinales sucumbió 4-3 en penales ante Alemania, tras 1-1.

Eso sí, otros dos equipos disputaron tres tiempos extras en una Copa del Mundo: Bélgica en 1986 y Argentina en 2014. Los belgas cayeron en el tercer y cuarto puesto y los argentinos en la final ante Alemania.