Necrológicas
  • Pablo Alvarez Arcos
  • Jorge García Vera

El proyecto de infraestructura entrampado por la burocracia y promesas incumplidas

Por La Prensa Austral lunes 20 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
185
Visitas

Una interminable espera ha causado profundo malestar en la Asociación Barrio Sur respecto a los trabajos de infraestructura que se debían efectuar en el complejo deportivo “Francisco Bermúdez” y que están “durmiendo” hace ya varios años en los brazos de la burocracia.

“Todo ha pasado prácticamente por una situación de mentiras… Hemos sido engañados durante bastante tiempo. Nos han dicho cosas que no se han cumplido, más allá del gobierno de turno…”. Así lo manifiesta Jorge Haro, detallando que el proyecto original consta de dos etapas, la primera por 1.200 millones de pesos, consistente en una nueva cancha 1 de pasto sintético, incluyendo drenaje, cierre perimetral e iluminación.

La segunda fase, en tanto, contempla un presupuesto que bordea los 2.000 millones para construcción de tribunas “en ele” con capacidad para 1.400 personas, camarines y tres canchas de infantiles.

ACLARACION

El presidente de la Asociación Barrio Sur parte aclarando que “en un principio, el alcalde actual (Claudio Radonich) nos presentó un proyecto netamente municipal para construir una piscina y un gimnasio” en el recinto sureño.

“Ellos, en la práctica, nos están solicitando tres hectáreas -en principio era una- para una piscina que al comienzo iba a ser semiolímpica y ahora sería olímpica, además de un gimnasio para 1.200 personas. Pero eso es algo netamente municipal”, recalca.

Acto seguido, Haro entra al área. “En realidad lo que nosotros pedimos es que se haga lo que en su momento fue anunciado con bombos y platillos durante el Gobierno anterior. Es un proyecto emblemático que consiste en construir una nueva cancha 1 de pasto sintético donde actualmente está la número 2 de tierra, con tribunas, marquesinas, iluminación cierre perimetral y estacionamiento, mientras que la actual cancha 1 se dividiría en tres canchas para infantiles. Con eso nosotros ya éramos felices”, enfatiza el presidente “sureño”.

“Después el Gobierno agregó que quería el gimnasio nuestro como sala de uso múltiple, pero nosotros no estábamos dispuestos a administrar ese recinto y pedimos que nos construyan un gimnasio con reglamentación de fútbol de salón y que sea administrado por nosotros. Nos dijeron que sí, que iba, pero hubo cambio de gobierno y todo esto se ha ido retrasando”, añade.

UN PROBLEMA ADMINISTRATIVO

“Llevamos un año y tanto del Gobierno actual y no ha salido humo blanco. Incluso, la última vez se llegó a la conclusión de que no se podía invertir en el Barrio Sur ni en otros complejos de la región porque estos recintos pertenecen todavía al ministerio de Defensa, lo que genera un problema administrativo”, revela Haro.

Al dirigente le llama la atención que, si existe la mencionada traba, “¿cómo es posible que se haya invertido 240 millones de pesos hace cuatro meses en la reparación de nuestro gimnasio -que dicho sea de paso quedó maravilloso- y no se puede invertir en el proyecto de las canchas?…”.

“Hoy día Bienes Nacionales nos dice que las sedes sociales estarían de forma irregular, que el recinto también y que a lo mejor no se va a poder invertir en el Barrio Sur hasta que se regularice todo”, lamenta.

PROFUNDA MOLESTIA

“Eso es lo que nos tiene muy molestos. Nos sentimos engañados porque en todo este tiempo nadie nos dijo la verdad. Si es un problema de papeleo ¿por qué no lo regularizaron?… Estamos hablando de dos o tres años desde entonces y resulta que llevamos más de 25 años desde la época de Digeder, pasando por Chiledeportes, IND, pero resulta que nadie se ha dado cuenta de esto”, ironiza el mandamás del Barrio Sur.

Haro habla incluso de “mezquindad política” en el sentido de que derechamente “no se quiere invertir en el Barrio Sur o se está parando el tema en algún lado…”.

“Por ejemplo, si las sedes sociales estuvieran de manera irregular ¿cómo entonces se les pudo dotar de agua, alcantarillado, luz, gas…?, ¿cómo invirtieron en 2010, cómo invirtieron en las sedes sociales, cómo se invirtieron ahora último 240 millones en el gimnasio si hay un problema de ilegalidad…? O sea, de ahí para atrás ¿no ha trabajado Contraloría?… Parece que alguien ha fallado en el estamento público”, apunta el dirigente.

“No nos engañen. Todos los años cuando hay candidaturas salen anunciando y se cobijan en que el deporte aquí o acá, que faltan canchas y después se olvidan…”.

ESPERANZA

Subrayando que la petición “no es una cosa antojadiza de nosotros, sino un tema real”, Haro agrega que recientemente “el señor intendente (José Fernández) nos atendió de manera muy espectacular y le creo. Nos dijo que va a tratar de agilizar el tema para que el sistema sea menos burocrático y podamos tener un resultado positivo para el Barrio Sur, teniendo antes de fin de año la licitación de las canchas”.

“Tengo entendido que el jueves Bienes Nacionales anduvo en el Barrio Sur preguntando por qué las sedes sociales están así, que hay irregularidad en esto, en lo otro… Pero no nos carguen a nosotros los caballos ajenos. En las inversiones públicas tienen que hacerse responsables los entes que autorizaron y construyeron en nuestro recinto, así de simple. Que no se olviden que los 88 mil metros cuadrados fueron donados por la familia Bermúdez, por don Francisco Bermúdez, para ser utilizados netamente para actividades deportivas y de recreación del fútbol del Barrio Sur. Eso no tienen que olvidarlo las autoridades”, finaliza Haro.