Necrológicas
  • Miguelina del Carmen Alvarado Garrido
En el barrio de Pocitos, Uruguay

Hombre se atrincheró por cuatro horas con una decena de rehenes en una peluquería

Por Agencias viernes 11 de enero del 2019

Compartir esta noticia
174
Visitas

Un hombre que se atrincheró ayer en una peluquería del barrio de Pocitos, en la ciudad uruguaya de Montevideo, se entregó finalmente a la policía después de casi cuatro horas. Más de diez personas se encontraban en el interior del comercio cuando el joven ingresó armado. Varios rehenes lograron salir del local minutos antes de que el secuestrador se entregara.

El que estuvo a cargo de la negociación con el hombre fue un funcionario del Ministerio del Interior, quien contó con la colaboración de familiares del secuestrador.

De acuerdo a la información aportada por la agencia EFE, el hombre ingresó cerca de las 14 horas locales a la peluquería donde trabaja su ex pareja, a quien acusa de haberlo traicionado con otro hombre.

Instantes después llegó al lugar un móvil de la policía, que fue atacado a tiros por el secuestrador. Sin embargo, nadie resultó herido.

Un video que circula en las redes sociales, que habría sido grabado y compartido por el supuesto secuestrador a través de su perfil en Facebook, muestra a los rehenes tirados en el piso en el interior de la peluquería “Amor mío”, incluyendo a su ex pareja.

El secuestrador, identificado como Gastón Machado utilizó su cuenta Facebook para difundir un video donde se lo ve dentro del local amenazando con un arma a su ex pareja, empleada del comercio que lo había denunciado por violencia de género. El acoso que sufría era conocido por su entorno laboral. “Eso es lo que no quería, pero ella lo provocó. Mírenos, ahora vamos a morir, chau”, y cortó el video.

Gastón Machado, quien también se presenta como Brian, tenía prescripta medicación psiquiátrica y no tiene antecedentes penales, según dijo un familiar a El País: “Nunca pisó una comisaría”, insistió.

En algunas fotografías en sus redes sociales posa con el uniforme de una fábrica de embalaje.

En la mañana, Machado había publicado en su cuenta de Instagram una foto donde aparece su madre y una niña, con la leyenda: “Seré su ángel y siempre la voy a cuidar”. Esa foto acumuló centenares de comentarios de personas que le pedían que saliera de la peluquería.

En medio del operativo, la policía vio en el techo de la peluquería a una mujer con una niña y rápidamente acudieron a rescatarlas. Varios oficiales ingresaron por la parte trasera del comercio, desde la casa de un vecino, y desde allí rescataron a las rehenes.

Antes de entregarse, el secuestrador liberó a otros dos rehenes.