Necrológicas
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Intensas lluvias obligan a “recortar” etapa de hoy

Por La Prensa Austral lunes 9 de enero del 2017

Compartir esta noticia
126
Visitas

Las inclemencias del clima siguen azotando duro al Rally Dakar y después de las intensas lluvias que se han registrado en la capital de Bolivia la organización de la carrera opto ayer por modificar nuevamente una etapa de la competencia.

Es así como la séptima etapa que se corre hoy entre La Paz y Uyuni sufrió varias modificaciones debido a las fuertes precipitaciones de los últimos días que dejaron con mucho agua y barro gran parte del trazado por donde deben pasar los competidores lo que la hace bastante peligrosa para los participantes, especialmente de las motos y cuatriciclos.

Los corredores ahora partirán recién a las 10 horas de Bolivia la especial, que sólo será de 161 kilómetros cronometrados, la mitad de los 322 que estaban programados desde un inicio, pero el enlace será más largo, ya que primero tendrán que recorrer 400 kilómetros para llegar a la largada de la especial y posteriormente deberán completar otros 240 para llegar a Uyuni.

Esta no es la primera vez en el actual Dakar que se ven obligados a realizar alteraciones a la ruta original, ya que en la quinta etapa se decidió no disputar la segunda parte de la especial, también por efecto de las fuertes lluvias.

Además, la etapa del sábado fue completamente cancelada por el mismo motivo, porque presentaba un terreno intransitable, según declararon las autoridades de la competencia, mientras que ayer domingo, de acuerdo al cronograma, correspondía al día de descanso.

DESCANSO Y ASADOS

Con respecto a los pilotos nacionales, en familia, con asados y preparando la carrera estuvieron ayer la mayoría de ellos que se aprontar a disputar la segunda mitad de la prueba a partir de hoy.

El motociclista Cristóbal Guldman se tomó parte de la tarde para salir del campamento. “Estuve en la casa de unos amigos de Bolivia donde hicimos una parrillada y compartir con ellos. Lavé ropa y pude relajarme un poco. Después partimos al ‘bivouac’ (campamento) a retomar la concentración, a hacer el ‘roadbook’ (hoja de ruta) y prepararnos para lo que viene”.

Un panorama similar fue el que tuvo el joven José Ignacio Cornejo, quien también aprovechó para compartir con los suyos. “En la mañana me fui a una residencial con mi familia y unos amigos que vinieron de Iquique. Después en el ‘bivouac’ a almorzar, adelantar el ‘roadbook’, ordenar el equipo y las cosas que tengo que hacer para la etapa de mañana (hoy)”.

Otro  nacional que se dio el tiempo para la familia fue Patricio Cabrera, quien reconoció que “fui a ver cómo estaba la moto y luego a retirar el ‘roadbook’. Después aproveché para ir a comer con mi familia y también fuimos a pasear al teleférico aquí en La Paz. Después de eso vamos al hotel y a dormir”.

Pero hubo casos donde la mantención de los vehículos fue primordial en el día de descanso. “Hoy estuvimos con el equipo en el ‘bivouac’, principalmente haciéndole mantenimiento a la camioneta. Se ocupó el día principalmente para hacer reparaciones. Además, nos acostaremos temprano, ese es el plan”, confesó Juan Carlos Vallejo.

QUINTANILLAM OPTIMISTA

Por último Pablo Quintanilla tenía planificado desde temprano junto a su equipo todas las actividades a realizar en esta jornada libre de competencia.

“Se hizo un trabajo con el fisioterapeuta para recuperar el cuerpo. Se tiene una alimentación especial y tratamos de dormir lo más que se pueda. Fui a ver a Toby (Price) al hospital, para darle un poco de ánimo y acompañarlo en este difícil momento. Luego nos preocupamos de la ropa para la etapa de mañana (hoy) y organizar todas nuestras cosas”.

Sobre su participación agregó que “estamos bien como equipo. La moto llega en perfectas condiciones y yo estoy bien físicamente. Siempre tendré esa confianza a la hora de enfrentar una etapa de maratón tan importante (que finalmente se redujo a la mitad), estamos con optimismo de hacer una buena semana”, concluyó Quintanilla.