Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Peter Eladio Frías Gómez
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • María Patricia Vargas Fuentes

Jorge Ginieis, un eterno animador del Gran Premio

Por La Prensa Austral miércoles 8 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
202
Visitas

Ya se está en la recta final para lo que será la 45ª edición del Gran Premio de Tierra del Fuego, prueba que se correrá el 18 y 19 de agosto entre Porvenir y Río Grande organizada en conjunto por el Club de Volantes de Porvenir, el Automóvil Club de Río Grande y la Asociación Deportiva Local Fueguina de Automovilismo (Adelfa).

Del total de 205 pilotos inscritos, 58 corresponden a chilenos y uno de ellos es Jorge Ginieis, quien -si bien es magallánico- corre en representación de Viña del Mar, ciudad en la cual trabaja, siendo uno de los con mayor participación en esta carrera.

“Comencé el ‘99 y debo llevar unos quince o quizás más Grandes Premios. La cantidad exacta no la sé, pero desde ese año a la fecha solamente he faltado en un par de oportunidades”, comienza señalando Jorge, quien actuará con un Toyota Celica junto a su navegante César Oyarzo en la categoría mayor, la “G”.

MAYOR PRESENCIA

Son pocos los corredores locales que pueden mostrar el haber participado en casi veinte ediciones, pero para Jorge la presencia en esta prueba es algo difícil de describir, “porque es como algo que te atrapa, es la aventura, es el clima, el estar allá, la cantidad de autos, la pasión por los fierros, el estar rodeado de tanta gente, realmente se vibra”.

“En Porvenir y Río Grande son tuercas de piel. Percibes en la zona la pasión por el automovilismo y para uno que le gusta también es estar como en el epicentro”.

“Uno siempre dice ‘ojalá que esté bueno para que no se golpeé tanto el auto o para poder andar más rápido’, pero con nieve, con hielo, con barro o como sea, más se disfruta y eso te hace volver al año siguiente. Es el desafío de no saber con qué te vas a encontrar en el camino, por más que uno lo recorra antes”.

Después de haber recorrido tantas veces la ruta, asegura Ginieis que no hay un Gran Premio igual a otro “es muy, muy difícil porque hay sectores distintos, los últimos años hemos tenido bastante nieve en algunos lugares, otros con mucha agua, otros con harto barro u otros secos y rapidísimos”.

UN MEJOR AUTO

Para esta versión esta esperanzado en poder hacer una buena carrera, “el auto -si bien es cierto no es el más rápido de la categoría, en la que reinan los Honda- el Toyota tiene una velocidad final bastante parecida, una reacción un poco menor que los Honda pero creo que de todas maneras, en las condiciones que estamos este año, por los arreglos que se han realizado al auto, estamos en condiciones de aspirar a una buena ubicación”.

“El Celica está muy bien trabajado (por su hermano “Polo”), se ha mejorado en muchos aspectos. De los años que vengo corriendo el Gran Premio, este es el mejor auto con el que me presento”.

Reconoce que da ventaja con respecto al resto de los participantes de la categoría “porque los pilotos de Punta Arenas y del lado argentino están haciendo carreras durante todo el año, ya sea por el PRC, Apitur o la gente de Porvenir también corre constantemente”.

ADAPTACION

“Puedes tener habilidades para la conducción pero si no practicas estás más expuesto a cometer errores porque tienes que tener un periodo de adaptación a la máquina y a los tiempos de carrera mayor que el resto, que se suben a sus autos y en cosa de minutos están corriendo al cien por ciento”.

“Por el contrario, yo me subo una vez al año y tengo que esperar estar los primeros cincuenta o cien kilómetros para poder soltarme y empezar a tomar el ritmo de competencia”.

Con César Oyarzo, su navegante, este es el cuarto año en el que correrán juntos, “es un muy buen navegante, nos conocemos bien, tenemos desarrollada una buena hoja de ruta, sabemos lo que podemos hacer y la potencialidad de nuestro auto como de las nuestras”.

“Este año podemos enfrentarnos con mayor tranquilidad en lo que tenemos que hacer, vamos con un buen auto y nos daremos el tiempo para comenzar desde esta semana a recorrer los caminos, hacer la hoja y tratar de disfrutar la carrera, que es lo más importante de todo esto”.

DISFRUTARLA

“No es una carrera de circuito, donde sales a ganar o morir, acá hay que disfrutar kilómetro a kilómetro, de cada condición de la ruta que te vas encontrando, de ir disfrutando los logros y llevar adelante esta pasión que tenemos”.

“Si logramos estar en una buena ubicación al final, fantástico, sino no queda la satisfacción gigante de haber podido participar, de habernos subido al auto y de estar presentes”.

“Magallanes es una región muy tuerca, donde hay mucha gente que quisiera tener la oportunidad de correr el Gran Premio, sin embargo somos afortunados quienes tenemos la oportunidad de poder hacerlo”, concluye señalando quien es uno de los representantes magallánicos más “veteranos” en el Gran Premio.