Necrológicas
  • Eduardo Castro Mascareño
  • Norberto Seebach

Juan Durán, una de las cartas magallánicas en la categoría “E”

Por La Prensa Austral viernes 10 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
220
Visitas

Por cuarto año Juan Durán participará en el Gran Premio de Tierra del Fuego que en su 45ª edición se correrá el 18 y 19 de agosto entre Porvenir y Río Grande.

Durán lo hará en la categoría “E”, para autos a inyección hasta los 1.600 c.c., junto a Claudio Zúñiga como navegante en un Mazda Demio.

“El 2010 y 2011 lo hicimos en la categoría 2.000 c.c. y el año pasado debutamos con el Mazda en la N-2 (o categoría “E”)”, comienza señalando el piloto puntarenense.

“El auto nos dio resultados. Ahora le hicimos varias mejoras y es de esperar que nos resulten. Vamos confiados junto a Claudio, con quien nos complementamos bien, y para él será su decimosegundo Gran Premio”.

¿POR QUE CAMBIASTE
DE CATEGORIA?

“En la 2.000 corría con un Renault Clio. En ese tiempo los autos no estaban tan disparados como ahora, donde a los Honda no hay con que darle. Es harto el dinero que se invierte en ellos”.

“Uno no está a la altura de pilotos como “Lucho” (Mladinic), Sandro (Vojnovic) o “Fito” (Dübrock), quienes son ‘cabros’ que empezaron desde jóvenes”.

En lo personal indica Durán que participa por entretención, “porque es una carrera bonita y la idea es siempre andar entre los diez primeros. La intención es avanzar un poco más este año pero también influye el factor suerte”.

“Es una prueba que tiene distintos tipos de suelo, con etapas largas de 430 kilómetros que te permiten hacer muchas cosas. No es lo mismo que correr en la pista, donde te pegaste un error y quedas último. Acá es distinto, pasan muchas cosas y es un desafío que te permite mantenerte activo, saliendo un poco de la rutina del trabajo”.

A participado en las Tres Hora de Natales como también en las competencias de pista en Cabo Negro, “pero no hemos sido constantes por privilegiar el tema laboral, quedando muy poco tiempo para el automovilismo que sólo lo practicamos cuando se puede”.

CUALQUIER SUPERFICIE

Le acomoda correr en cualquier tipo de superficie, pero siempre tomando todo con cautela “porque tampoco se puede andar todo el tiempo a fondo. He corrido el Gran Premio con un clima complicado, con nieve desde Río Grande hasta Cameron, por lo que disponemos un poco de experiencia sobre la nieve”.

El auto está listo con la preparación de Andrés Torres, “nuestro desafío era probarlo en el rally Aniversario de Porvenir, pero tuvimos problema con la jaula antivuelco que no la aceptaron a pesar de que el Mazda vino casi en un sesenta por ciento preparado para la competencia”.

“Llegó con una jaula apernada que nosotros la modificamos en Río grande con Mariano Chebel y pudimos usarla con los anclajes apernados pero sus pernos soldados para que no se giren”.

“Así corrimos el Gran Premio del año pasado, mi hijo corrió las Tres Horas en Natales, Mariano participó acá en el campeonato del PRC y también en Río Grande, además en la pista fueron cinco carreras y nunca nos objetaron la jaula, pero esta vez no la aceptaron”.

Tuvieron que desarmar el auto y modificar más de la mitad la estructura. “Fue un trabajo de chinos, pero se hizo. Será nuestra segunda incursión con el auto y esperamos seguir con el porque nos gustó, es firme, confiable al que le hemos dado bastante y a pesar de ello el motor está impecable, no nos ha dado ningún problema”.

COMPETITIVA

Para Juan la categoría “E” está muy competitiva, “ahora se sumó Daniel Preto, por lo que se presenta interesante y es la serie que va ir sumando en el tiempo mayor cantidad de máquinas porque la mayor va en decadencia, por el alto costo que tiene”.

Tienen contemplado viajar el jueves a Porvenir para la revisión de seguridad, “la idea es aprovechar de hacer la hoja de ruta mientras el auto pasa la revisión, porque el viernes es la clasificación y queremos aprovechar la tarde para hacer el recorrido, por lo menos de la parte chilena”.

“Los sectores de Cameron, que es muy trabado, y Rusffin son complicados por lo que es importante repasar la hoja. De Porvenir a Onaisin es mucho más conocido, lo hemos recorrido tanto en carrera como con auto particular, por lo que no nos complica tanto”.

PROBLEMAS

El año pasado terminaron octavos en la categoría, “en la primera etapa tuvimos unos percances con los intercomunicadores que nos complicó la comunicación con Claudio en el tramo desde la frontera hasta Porvenir”.

“El segundo día cambiamos los neumáticos en Porvenir y el auto presentó una vibración que no la pudimos superar. Otro factor que nos juega en contra es que tenemos un estanque chico de combustible que nos obliga a realizar dos paradas obligadas de reabastecimiento”.

La mayoría de las máquinas hace una sola detención, lo que también es una desventaja para Durán, “además este año se suman los trabajos que se están realizando en la ruta y no está claro dónde se habilitarán puntos para reabastecer combustible, especialmente en Onaisin y en el sector de Las Flores está peor”, por lo que están pensando cargar en Cameron y en Chorrillos.

Finaliza Durán agradeciendo a todos los que lo apoyan, a sus auspiciadores, y en especial a su amigo Alejandro Sotomayor, a su hijo Isaías y a la familia, “quienes son los que me motivan a seguir en esto”.