Necrológicas
  • Isabel Barrientos Barría
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Elsa Marzan Díaz
  • Francisco Javier Cadín Díaz
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Olegario Pérez Oyarzo
  • Irma Krautz Ruiz
  • Jorge González Reyes

Lucas Mansilla y Ambar Trünff dan sus primeros pasos en el Gran Premio

Por La Prensa Austral jueves 11 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
575
Visitas

Lucas Mansilla Cárdenas, otro joven porvenireño que gusta desde chico del automovilismo, dado que su papá Víctor Mansilla hizo muchas veces la vuelta completa y con distintos resultados en esta carrera, va por su segunda incursión en el Gran Premio de Tierra del Fuego.
Esta vez lo hace “en buena compañía”, ya que su navegante será la también juvenil Ambar Trünff, también ligada “por la sangre” a otros destacados créditos del deporte “tuerca” en la Tierra del Fuego chilena.
El auto con que correrá el binomio Mansilla-Trünff en esta 43ª edisión es un Tico de 1.000 c.c. que largará en la Categoría “A”, el cual Lucas adquirió el año pasado volcado al también piloto isleño Roggers Aguilar y que fue arreglando de a poco.
MISMA MAQUINA

Es la misma máquina con la que incursionó en los rallies locales y el año pasado en la “Hermandad”, llegando sexto en la misma serie menor.
“Ambar, mi navegante, es de Río Grande y es la primera vez que va a correr, así que vamos a tratar de ‘dar la vuelta’, ya que también es debutante en hacer hoja de ruta, aunque le voy a ir explicando, ya que tampoco es ninguna ciencia”, confiesa el representante porvenireño de 21 años.
“El Gran Premio es una carrera muy linda, en la que te pasan muchas cosas. Por eso es un desafío para uno correrla”, reflexiona.
“El año pasado se nos salieron los amortiguadores traseros, acá cerca de Rusffin y después, entrando a una laguna, se nos paró porque le entró agua al carburador y ahí perdimos como media hora. Después, los frenos andaban medio malos, así que llegamos ‘a duras penas’, pero llegamos”, recuerda Lucas.
DETALLES

Por lo explicado, es que le puso mayor énfasis este año a esos detalles de la parte mecánica y a varios otros que detectó deben ser corregidos, antes de sacar la máquina a la pista, para “ablandar el motor”, ya que está recién ajustado.
Admite que gastó sus buenos pesos en la preparación del auto, ya que todo resulta caro en automovilismo, por eso hizo una búsqueda minuciosa de algunos auspicios.
“Esta carrera entre Porvenir y Río Grande es una competencia que a la mayoría de la gente le gustaría correr, porque es muy linda en todo su trayecto y aparte, porque es muy larga, así que tiene muchas cosas que a veces te juegan en contra o a favor, también”.
“Esta vez también es importante para mí dar la vuelta, porque es la primera vez que corro con ella (su navegante Ambar), así que lo vamos a ir a disfrutar. Y si se puede sacar algún puesto y mejorar lo del año pasado, mejor”, se sincera Lucas Mansilla.