Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda

Pinilla olvida su amor por la “U”: presentó demanda superior a $1.000 millones con insólitas exigencias

Por Agencias miércoles 8 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
141
Visitas

Luego de su polémica salida de Universidad de Chile, Mauricio Pinilla demandó ayer a Azul Azul, concesionaria que rige los destinos del elenco estudiantil, y exige una compensación económica que supera los mil millones de pesos.

De acuerdo a las primeras informaciones relacionadas con la acción judicial, Pinilla alega “vulneración de derechos fundamentales con ocasión del despido”.

En el documento, el abogado del goleador -Alejandro Cáriz- expone que “con fecha 31 de julio, el presidente de Azul Azul, señor Carlos Heller, en compañía del gerente deportivo y del abogado de la demandada, señores Ronald Fuentes y José Joaquín Laso, en una conferencia de prensa citada por ellos, en horario prime, al mismo tiempo que los noticieros iniciaban sus transmisiones, y con posterioridad a una reunión de directorio de la concesionaria, comunicaron al país que mi representado ‘no podía volver al club’. Justificaron la decisión adoptada en forma unánime por el Directorio declarando que ‘la institución está por sobre los intereses personales independientemente del cargo’…”.

DEMANDA

En el texto presentado el pasado lunes 6 de agosto ante el Juzgado de Letras del Trabajo de San Miguel, el jugador solicita el pago de 313 millones de pesos por “el lucro cesante en el período comprendido entre el 1 de agosto de 2018 y el 31 de diciembre de 2019”, fecha en que originalmente terminaba su contrato, hasta antes que abandonara la concentración previa al partido contra Antofagasta en el norte, para fichar por Colón de Santa Fe.

Además, Pinilla exige 260 millones de pesos “por los bonos especiales sujetos a la vigencia del contrato” y otros 260 millones por “daño moral”.

Asimismo, el delantero de 34 años pidió el pago de más de 202 millones por indemnización, basado en el inciso tercero del artículo 489 del Código del Trabajo.

En la exposición del caso, Pinilla y su abogado dan cuenta también de que al jugador se le impidió entrenar dos días seguidos (el 30 y 31 de julio), posterior a su abandono de la concentración el día antes del partido contra los “Pumas”, cuando se entendía que ya estaba desvinculado de la “U”.

DISCULPAS PUBLICAS

Más allá de los 1.035 millones de pesos que le exige a Universidad de Chile a través de la demanda laboral, el ariete hizo también una serie de peticiones a la dirigencia de Azul Azul.

Es así como en el texto de 47 páginas, disponibles públicamente en la web del Poder Judicial, se solicita a la dirigencia de la concesionaria una carta de disculpas públicas, la cual debe ser leída en conferencia de prensa por tres personas: Carlos Heller, presidente de la administradora del club; Ronald Fuentes, gerente deportivo; y el abogado José Joaquín Lazo, vale decir, los mismas que anunciaron el 31 de julio que el ariete no seguía en el club.

Además, se exige que esta misma misiva sea publicada en dos medios de circulación nacional, El Mercurio y La Tercera, tanto en papel como en sus publicaciones webs.

“SUGERENCIAS”

Pinilla y su abogado sugieren que la carta lleve el siguiente texto: “Ofrecemos disculpas al señor Mauricio Pinilla por haber vulnerabilidad su honor y su libertad de trabajo”.

Se exige además que el abogado Lazo lea lo siguiente: “Jamás los derechos federativos y económicos han sido transferidos a Colón de Santa Fe, siendo un error lo explicado por mí el 31 de julio en conferencia de prensa”.

Y a Ronald Fuentes se le impone que lea esto: “Mauricio Pinilla el 27 de julio era trabajador de la ‘U’, siendo erróneo lo explicado por mí ese día y el día 31 julio”.

El jugador y su abogado van incluso más allá y realizaron dos exigencias insólitas: que tanto Lazo como Fuentes hagan un curso de ocho horas en derecho deportivo, y que todo el directorio de Azul Azul realice un curso de 12 horas junto a un doctor en derecho, con apercibimiento de una multa que va entre 50 y 100 UTM.