Necrológicas
  • Juan Enrique Ruiz Mayorga
  • Eva Florentina Pérez Muñoz
  • Eliana Vicenta Jercic Giner
  • Alisson Hutt Fontt

Por amenazas de barrabravas descartan jugar en Valparaíso

Por Agencias martes 8 de diciembre del 2015

Compartir esta noticia
88
Visitas

Un nuevo capítulo escrito por la delincuencia volvió a golpear al fútbol en la jornada de ayer, como si la batalla campal del pasado domingo entre barristas de Wanderers y Colo Colo no hubiera sido suficiente.
Recordemos que el encuentro fue suspendido antes del pitazo inicial y reprogramado -sin público- para mañana a las 17 horas en el estadio “Elías Figueroa” de Valparaíso, donde supuestamente los albos debían recibir la copa que los acredita como campeones.
NEGATIVA

Sin embargo, la Gobernación de Valparaíso finalmente no autorizó el encuentro debido a que Los Panzers, la barrabrava del club porteño, amenazó en las redes sociales con apedrear el bus de los albos y realizar nuevos destrozos, lo cual tuvo inmediata respuesta de la Garra Blanca.
“Están demasiado frescas las imágenes de lo que ocurrió ayer (domingo). Además, teníamos la información respecto a posibles desmanes, una amenaza latente al orden público, y un nuevo enfrentamiento de hinchas”, argumentó el gobernador Omar Jara, justificando que “por eso tomé la decisión de que no se juegue. Ya está tomada la decisión y enviado el oficio”.
Ante este escenario, ahora Wanderers deberá proponer, según las bases, dónde ejercerán como locales. De lo contrario, la ANFP decidirá el escenario del compromiso, agendándolo para la jornada de mañana o a más tardar este jueves, siempre sin público.
EN LIBERTAD

Finalmente fueron once los barristas detenidos el domingo en Valparaíso, ocho de Colo Colo y tres de Wanderers, diez de ellos por realizar desmanes fuera del estadio “Elías Figueroa” y sólo uno por los serios incidentes en la cancha.
En definitiva, los “querubines” fueron formalizados ayer y todos quedaron en libertad, aunque con un “duro castigo”: prohibición “temporal” de entrar a los estadios. Así, diez no podrán ingresar a ningún estadio de fútbol profesional por 60 días y el restante recibirá el mismo “castigo” pero por un año, ya que tenía una causa pendiente.
CARABINEROS

Por otro lado, en una reunión encabezada por altos personeros de gobierno se decidió retomar la presencia “preventiva” de Carabineros en los estadios como medida “excepcional y temporal”.
Además, el jefe del Plan Estadio Seguro, José Roa, aclaró una información que entregó el domingo por la noche el subsecretario de Prevención del Delito, Antonio Frey, quien anunció que los partidos de alta convocatoria se jugarán en adelante sin público. Roa dijo que efectivamente será así siempre y cuando no se cumpla con las exigencias en materia de seguridad.