Necrológicas
  • Abdón Oyarzún Pérez
  • Carlos Vila Franulic
  • Zenaida Galindo Pérez
  • Ortensia Andrade Villarroel
Coronavirus

Próxima semana definen si se corre el Gran Premio

Por La Prensa Austral jueves 21 de mayo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

La próxima semana se definirá si se realiza o no la 47ª edición del Gran Premio de Tierra del Fuego, la tradicional prueba de automovilismo que en conjunto organizan todos los años el Automóvil Club de Río Grande y la Asociación Deportiva Local Fueguina de Automovilismo (Adelfa).

Según lo señalado por Gabriel Parada, el nuevo presidente de Adelfa, entre el lunes y martes se conocerá la determinación que adoptarán ambas instituciones organizadoras con respecto a la competencia que desde 1974 se realiza todos los años a mediados de agosto por las rutas fueguinas en conmemoración del fallecimiento de José de San Martín y el natalicio de Bernardo O’Higgins.

Si bien los dirigentes de ambos clubes han logrado efectuar un par de reuniones de forma virtual, quieren agotar todos los pasos y gestiones previas ante las autoridades de ambos países para tener un panorama amplio de las posibilidades reales que existen para efectuar la carrera, antes de adoptar una resolución definitiva al respecto.

La crisis sanitaria le sumó varias dificultades extras a las que tradicionalmente tiene la organización de esta competencia y que deja la duda en los dirigentes sobre su posible realización.

CIERRE DE FRONTERAS

Una de las más difíciles de superar será sin duda el cierre de fronteras que hay desde hace un tiempo por efecto del Covid-19 y que por las altas posibilidades de contagio se ve muy difícil de revertir.

A lo anterior se añade la imposibilidad para los pilotos y navegantes de poder recorrer previamente la ruta para el reconocimiento del trazado y la confección de las hojas de ruta, debido al mismo problema del cruce de fronteras.

También es importante conocer anticipadamente por el lado chileno si se van a disponer, como todos los últimos años, de recursos por parte del gobierno regional para el financiamiento de la prueba, considerando que ya se han reasignado o rebajado varios ítems presupuestarios a nivel nacional y local para atender la emergencia sanitaria que vivimos.

A ello se debe agregar, según lo señalado por varios pilotos, lo inestable que se presenta actualmente el tema laboral y económico, que en algunos casos ya está castigando fuertemente el bolsillo de los magallánicos y que complicaría la posible participación de un buen número de corredores que tradicionalmente corren en el Gran Premio.

GRANDES COSTOS

El costo de preparación de una máquina más todo el gasto en logística que significa una presentación en esta carrera no es menor el que fácilmente puede superar el millón de pesos por parte baja, cantidad que muchas veces es reunida gracias a los auspiciadores y que por este tiempo muchos de ellos tampoco están en condiciones de “aportar a la causa”.

Antes de tomar la decisión los dirigentes sin duda deberán considerar todas las alternativas que se les presentan, de acuerdo a los antecedentes que logren reunir previamente y que le permitan tener un panorama claro de la situación, lo que sin duda le será fácil adoptar.

Sin ponernos en el lugar de ellos, las opciones más claras que tendrían son hacer la prueba en la fecha tradicional, que para este año sería el 15 y 16 de agosto, lo que para muchos es la menos factible por el tema sanitario pero que aún no está completamente descartada.

Luego está la de posponerla para octubre o noviembre, opción que muchos ven con buenos ojos a pesar de que se perdería un poco la esencia de la carrera que es disputarla en condiciones climáticas más adversas como las que se presentan en invierno, independiente de que las últimas ediciones se ha corrido prácticamente con piso seco.

CAMBIO DE FECHA

Es más, en una entrevista que le hicimos al propio Gabriel Parada el mes pasado, se abrió a la posibilidad de hacerla en otra fecha al señalar que “la fecha puede sufrir un cambio con motivo de la emergencia que tenemos, como fue el ‘95 por las intensas nevazones de la época, pero no podemos adelantar nada hasta que exista claridad sobre cómo se desarrollará esta emergencia”, apuntaba el dirigente en su oportunidad, dejando entrever que el Gran Premio no sería cancelado este año.

Y finalmente estaría la más difícil de aceptar, pero para muchos es la más lógica, que definitivamente se suspenda la edición de este año y prepararse con tiempo para hacer una gran competencia el 2021.

De ser así, sería la primera vez desde su creación en 1974 que el Gran Premio no se correría, lo que sería un duro golpe para los fueguinos de ambos lados que consideran a esta carrera como su gran orgullo.

Es de esperar que tanto los dirigentes de Río Grande como los de Porvenir, teniendo un panorama completo de la situación, tomen la decisión más correcta considerando en primer término el cuidado y la salud de las personas y, si la situación lo permite, no dejando de lado lo deportivo.