Necrológicas

“Volver el 31 de julio es imprudente y arriesgado”

Por Agencias lunes 29 de junio del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Si la crisis sanitaria por el Covid-19 lo permite, el fútbol chileno debería retornar el 31 de julio, esto, según lo planificado por la ANFP.

En medio de una pandemia que golpea fuerte en la Región Metropolitana, la rectora del fútbol parece continuar dando señales positivas para retomar una actividad que bajó la cortina en marzo.

Sin embargo, expertos epidemiológicos aseguran que no es un plazo ideal para que se retome la actividad, sobre todo por el contexto en que se encuentra hoy el Covid-19 en nuestro país.

Algunos dirigentes han pedido que el fútbol vuelva, debido a la crisis económica que una prolongación de la paralización podría provocar, mientras que, hace unos días, el infectólogo que trabaja junto a la ANFP, Jaime Labarca, habló de  un escenario positivo en cuanto a la epidemia y que permitiría que el 31 de julio  sea una fecha factible, algo que otros expertos refutan.

“IMPRUDENTE”

“La verdad es que encuentro un poco imprudente la fecha, porque todo dice que la curva epidémica, el ‘peak’ de ésta, se va a producir entre la segunda a cuarta semana de julio”, afirmó Gabriel Cavada, infectólogo de la Universidad de Chile y la Clínica Alemana.

Este argumento es reforzado por Stefan Danilla, Magíster en Ciencias Médicas mención Epidemiología Clínica de la Universidad de Chile. “Pensar en volver en julio, salvo que se tomen medidas muy drásticas, puede ser un poco arriesgado si estamos con cuarentena. El fútbol no es una actividad esencial y se someten a riesgo”, apuntó.

Para el académico de la Usach y experto en salud pública, Christian García, “es difícil tomar decisiones en cuanto a fechas, siendo que no hemos visto signos claros de control y creo que julio me parece un poco pronto para pensar en volver a las actividades masivas”.

EXPERIENCIA

EUROPEA

Para los tres especialistas, las medidas sobre un regreso del fútbol deben ser estudiadas cuidadosamente, más con los elevados contagios que se han registrado en Chile.

“Debieran tomar medidas similares a las que se adoptan cuando operas a una persona. Imaginemos entonces que un jugador infectado contagie al resto del plantel y se muere uno, sería terrible. Recordemos que de las personas que se contagian, aproximadamente un 20% puede terminar en la Uci”, advirtió el doctor Danilla.

García complementó señalando que se debe mirar la experiencia de Europa e “implementar medidas de seguridad de las personas, pero me parece que hablar de julio es un poco pronto, porque no sabemos cómo va a seguir esto”.

REBROTE

“Se deben evitar los casos porque se puede generar, tanto en los equipos como la gente que trabaja en paralelo, un microbrote que ponga en riesgo la actividad y no sería raro que se suspenda el Campeonato nuevamente si no se toman las medidas adecuadas”, agregó.

En la misma línea, Cavada sostuvo que las medidas son estrictamente necesarias, ya que “con un contagiado que se detecte habría que parar la actividad de nuevo. La pregunta es por qué mejor no esperar que la probabilidad de contagio sea más reducida…”.

LAS OPCIONES

“Si el ‘peak’ ocurre en la tercera semana de julio, habría que esperar hasta la tercera semana de agosto para tener la certeza de que la epidemia va en retirada. Hay una predicción que dice que se retiraría totalmente a finales de septiembre y la probabilidad de contagio se minimizará. Y para estar en la misma situación de países como Nueva Zelanda, sería recién en octubre”, expresó Cavada.

En cambio, según Danilla “es muy difícil hacer esa estimación, porque puede que baje antes la curva, pero se reactiva antes… Sobre cuándo se puede volver, tiene que ser primero sin cuarentena, y cuando se retorne se debe testear a todas las personas, con los jugadores en aislación los días previos de los partidos”.

Para García, sólo se podrá volver cuando “se reduzca el riesgo máximo de contagio y seamos capaces de reaccionar rápidamente ante los casos de gente, ya sea dentro o fuera de la cancha, que trabaje en la actividad”.