Necrológicas
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Isabel Barrientos Barría

Actos conmemorativos por 30º aniversario de agrupación Dedales de Oro se extenderán durante toda la semana

Por La Prensa Austral martes 2 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
158
Visitas

El sábado recién pasado, el gimnasio del Liceo María Behety de Menéndez se tiñó de baile y música latinoamericana, a manos de la agrupación magallánica Dedales de Oro, Ballet Folclórico del Sur del Perú, Bafosur; Ballet folklórico del Gobierno del Estado de Michoacán (México); el maestro Ramón Garay Chamorro y la bailarina María Angélica Soto Moya, de Antofagasta.
El evento se realizó en el marco de las celebraciones de los 30 años del grupo regional, además de las actividades ligadas a la Invernada 2016. Debido a ello, el público, el cual llegó en masa, pudo disfrutar de elaboradas puestas en escena, detallados vestuarios y  tradiciones nacionales, como también extranjeras.
La actividad artística se repitió ayer en San Gregorio a las 19 horas, pero continúa hoy a las 10 horas en la Escuela Portugal y el jueves a las 9,30 horas en el Jardín Infantil Peter Pan. Algunas presentaciones están planificadas para la Escuela Pedro Sarmiento de Gamboa, la Pedro Pablo Lemaitre y otras, sin embargo las fechas serán confirmadas oportunamente.
Según precisó José Sotomayor, director y fundador de la agrupación folclórica Dedales de Oro, entre los dos grupos invitados hay 30 personas en total, lo cual requiere de varios gastos de traslado, alimentación y alojamiento, entre otros. Por lo mismo, el costo ha sido de $10 millones, logrando aplacarlo con un subsidio que les hizo entrega la Municipalidad de Punta Arenas.
Inicios
Los inicios de Los Dedales de Oro se registra desde 1985, cuando Sotomayor se encontraba haciendo clases de guitarra en la población El Pingüino, a través de la Secretaría de la Juventud. En algún momento del trayecto se hizo un concurso de guitarra, y desde ahí se comenzó a gestar la idea de conformar una agrupación folclórica, la cual se concretó en 1986. El nombre fue puesto por una de las integrantes, después de haber ganado un certamen que invitaba a la comunidad a ponerle el nombre al grupo.
En primera instancia tuvo como participantes a jóvenes y niños, pero eventualmente fueron creciendo, logrando captar a los adultos, para luego de 10 años extender sus redes fuera de la población, llegando a donde se encuentra ahora. Es por ello que su “base de operaciones”, está ubicada en José Menéndez 471, Asociación del ex Seguro Social.
Dedales de Oro han viajado por diversas partes del país, han participado dos veces en el Festival Nacional de Folclore de San Bernardo (en 2011 y 2013), también han estado por San Antonio, pero de igual manera en zonas regionales como Porvenir y Puerto Natales. Debido al prestigio que han ido adquiriendo, además de los contactos, la agrupación ha podido viajar al extranjero para realizar presentaciones en lugares como Medellín, Colombia y Arequipa, Perú.
Como todo largo trayecto este está lleno de felicidades, pero también desafíos que han debido superar. En lo positivo, Sotomayor destaca a los apoderados, agradeciendo su ayuda por mantener el conjunto, ya que fue necesario hacerlo “a puro ñeque” como él mismo señala. Con respecto a lo negativo, su pensamiento va inclinado a la falta de apoyo que muchas veces le tocó vivir como director, precisando que muchas veces no se entiende lo que uno desea realizar como agrupación.
El grupo regional ya tiene 30 años de historia, y con ello las anécdotas siempre son recordadas. El director narra con alegría las veces en que sus alumnos se han enredado con las espuelas, terminando de esa manera en el piso, detallando que la situación es más normal de lo que se cree.
“Una de las situaciones que nos acordamos muchas veces con el conjunto, fue cuando se inauguró el gimnasio de la población El Pingüino. En el evento estaba el intendente y otras autoridades, entonces a mi me dicen José tienen que estar los chiquillos para el equinazo, a lo que yo respondo que no hay problema, y típico que pasa que los apoderados a veces no se preocupan o las mismas chicas, de arreglarse bien, entonces una de las niñas se puso la panty de la mamá y la amarró con otra, llegó y se fue a actuar, pero mientras estaba bailando de repente se le comenzó a caer, y yo a los codazos con otra niña para que la remplace inmediatamente, mientras que la afectaba salía corriendo”, narró el director, cuya historia tuvo como protagonistas a una de sus alumnas de 14 años a mediados de los años ‘80.
Ellos tienen 40 integrantes y están formando un semillero para niños de 3 a 10 años, aquellos que les gustaría ver a sus pequeños participando junto a la agrupación, podrán hacerlo contactándose al número telefónico 87865055 o si no dirigirse los jueves y viernes de 19 a 21 horas, a calle está José Menéndez 471.
Con respecto a los viajes futuros, Sotomayor señaló que por ahora tienen una invitación a México para participar de un festival organizado por la agrupación azteca que se encuentra de visita en Punta Arenas, el Ballet Folclórico de Michoacán. Es así, que desde ya se encuentran ahorrando para ojalá asistir al evento y de paso representar a Magallanes.