Necrológicas
Capítulo estreno se emitió el domingo con primer lugar de rating

Andrés Bravo, el arquitecto magallánico que construye su sueño en “MasterChef Chile 2”

Por La Prensa Austral martes 20 de octubre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
3.661
Visitas

Con un costillar de cordero con papas chilotas, el profesional que se desempeña en la Dirección de Obras de la Municipalidad de Punta Arenas, superó la primera etapa del popular programa de cocina de Canal 13.

Por obra y gracia de su abuela Mimí. Andrés Bravo no imaginó que esas recetas que le enviaban a Guatemala (donde vivió en su infancia), iban a tenerlo como concursante estrella de un programa de televisión. De hecho, este arquitecto que se desempeña en la Dirección de Obras de la Municipalidad de Punta Arenas, sólo conocía la cocina a modo de afición, siempre consultando el recetario de la abuela.

Precisamente, esos humildes papeles con instrucciones fueron la sorpresa que Bravo mostró el domingo en la noche, en el primer capítulo de la nueva temporada del programa de Canal 13, “MasterChef 2”, que en el horario prime logró el primer lugar de rating, superando a las teleseries turcas de Mega.

Obviamente, el programa también fue trending topic (tema popular) en la red social Twitter, donde Bravo es conocido como @Bravonauta pero que ahora debió abrir otra cuenta  (@McAndres_13) para que los magallánicos le entreguen su respaldo en los siguientes episodios del espacio televisivo conducido por Diana Bolocco y con los implacables jueces Christopher Carpentier, Yann Yvin y Ennio Carota.

En el primer capítulo, Bravo apareció con una boina patagónica, que generó muchos comentarios (no del todo simpáticos) en Twitter. Sin embargo, su plato, un costillar de cordero con papas chilotas y una guarnición de calafate, le valió la aprobación del jurado y su clasificación a las siguientes etapas.

Todo un mérito, ya que al casting se presentaron 13 mil personas y se seleccionaron 40. “Postulé porque me ‘descubrieron’ el año pasado en la municipalidad. Se hizo un concurso gastronómico, en el que gané en tres categorías. Uno de los premios fue viajar a Santiago, y estando allá, vi el programa. Me acordé de mi abuela, que falleció en abril del año pasado y prometí que iría a MasterChef”, recordó Bravo desde Santiago. Por eso, en el programa, se salió de libreto y sacó de su pantalón el recetario de su recordada abuela.

El casting se inició en junio, e incluyó entrevistas telefónicas, otra por Skype y el casting, en el que presentó un chupe de centollas, siempre buscando destacar los sabores de la Patagonia. “El 10 de septiembre me llamaron y quedé dentro de los 50 mejores como aficionado”, indicó Bravo, que pudo acudir al programa gracias a un permiso especial del alcalde Emilio Boccazzi.

Sin poder adelantar mucho sobre los próximos episodios del programa, Andrés Bravo sólo invitó a los magallánicos a que no se pierdan el episodio del domingo, ya que el que se emitirá este jueves, será para los que están en la etapa de repechaje. Y también pidió apoyo a través de las redes sociales, ya que en algún momento del programa, esta ayuda será importante para poder llegar a las instancias finales y convertirse en un Master Chef.