Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Bailarina magallánica Fernanda Muñoz volvió a Punta Arenas con tres trofeos

Por La Prensa Austral domingo 4 de diciembre del 2016

Compartir esta noticia
196
Visitas

– El certamen se realizó en Orlando, Estados Unidos, entre el 24 y el 27 de noviembre. La joven retornó a la región con
el primer lugar en coreografía lírica y danza contemporánea. De igual manera obtuvo la segunda posición en ballet.

Con resultados que superaron sus expectativas, la bailarina magallánica Fernanda Muñoz Vera, regresó esta semana a Punta Arenas, después de haber participado del 24 al 27 de noviembre en el World All Dance International, realizado en Orlando, Estados Unidos.

La joven compitió en la categoría infantil (8 a 12 años), logrando superar a las 132 competidores provenientes de diversas partes de América, debido a que logró adjudicarse el primer lugar en coreografía lírica y danza contemporánea. De igual manera obtuvo la segunda posición en ballet, por lo que ahora ostenta tres trofeos y una medallas de reconocimiento internacional. Con ello, la magallánica clasifica automáticamente para participar en el Mundial de Danza que se efectuará en la misma ciudad, pero en noviembre del año próximo.

De igual forma esta promesa de la danza de 12 años y alumna del Instituto Sagrada Familia (Insafa), participó en el espacio competitivo representando a Chile, por lo que con sus reconocimientos dejó al país y a la región en lo más alto de la danza a nivel mundial.

Camino al éxito

Para lograr su objetivo, Fernanda estuvo preparando sus rutinas por 8 meses junto a su profesora Paula Campusano. Sin embargo el trayecto al éxito no fue fácil, para efectuar esta detallada coreografía y la preparación correspondiente fueron necesarios muchas horas de trabajo y esfuerzo. Por lo demás, se agregaron diversas complicaciones, primero la instructora ya no reside en Magallanes, sino en Concepción, por lo que la joven tuvo que dirigirse a la capital de la Región del Bío Bío, para finiquitar los detalles de los bailes. Con el apoyo de internet y la colaboración del profesor local, Javier Ojeda, se pudo trabajar sin la necesidad de la presencia permanente de Campusano.

El segundo inconveniente que surgió fue el financiamiento. Si bien se intentó reunir fondos para el viaje, al final de cuentas no se logró el monto necesario, obligando a la familia a solicitar un crédito, el cual ahora deben pagar. Cabe señalar que esto fue finalmente lo que permitió que Fernanda pueda asistir al certamen, y por ende alcanzar el reconocimiento internacional. Este hecho es fundamental para el futuro de la joven, quien busca ser profesional, ya que se visibiliza su trabajo y le entrega oportunidades para su perfeccionamiento que difícilmente volverá a tener acceso.

Fernanda es consciente y agradece el apoyo que se le entregó, sin embargo todo un mundo ha sido revelado ante ella, en especial ahora que tiene la intención de participar del mundial, comprende que ahora el gasto será mayor y eso la tiene un tanto preocupada, debido a podría limitar su formación y compromete su sueño de alcanzar un nivel reconocido a nivel mundial.

Durante los cuatro días que la magallánica estuvo en Estados Unidos, conoció a muchas bailarinas de su edad, cada una de ellas con historias diferentes. Ahí pudo escuchar de sus propias compañeras, de qué forma las asociaciones, entidades o hasta el mismo Estado las apoyaba monetariamente para que éstas puedan participar de los certámenes que se hacen, en donde incluso a algunas jóvenes se les proporciona toda la implementación necesaria para sus presentaciones.

Es por ello que la joven pide que se extienda una mano de ayuda no sólo para ella, sino para todos aquéllos que mediante la perseverancia han logrado tener una oportunidad en prestigiosas instancias internacionales, pidiendo especialmente acordarse por las disciplinas de menor popularidad o aquellas menos conocidas.

Con nervios pero centrada

En el certamen hubo competidoras provenientes de todas partes de América, como Canadá, Estados Unidos, México, Ecuador, Colombia y Paraguay, entre otros. La joven precisa que las participantes más férreas fueron las peruanas y uruguayas, las cuales demostraron un gran nivel. Ante ello, los nervios y ansiedad fueron algo permanente, pero manteniendo la misma esperanza con la cual se fue de Punta Arenas, sobrellevó esos sentimientos negativos y alcanzó la victoria, que si bien imaginaba conseguir algún puesto en el podio, jamás creyó que podría ser el primero.

Sorpresa internacional

Por otro lado, destacó el trabajo de Paula Campusano quien preparó las coreografías y se dedicó a corregir hasta el último detalle. Ella, por su lado, indicó que si bien hubo unas cuantas sugerencias y señalización de errores, en general los jueces y profesores la felicitaron por la rutina y la habilidad de la bailarina, quedando verdaderamente sorprendidos.

La instructora agrega que de cierta manera ellas dieron un golpe en el certamen, ya que nadie esperaba nada de Chile, ni siquiera una participación destacada, por lo que el comentario reiterado fue el de una total sorpresa por el nivel presentado. Después del reconocimiento, tanto profesora como alumna, indican que diversas delegaciones se les acercaron para ofrecerles beneficios, a cambio de que representen a sus países en otras competencias. Esto debido que las vieron que no contaban con mayor apoyo que el de la familia de la bailarina y sus colaboradores.