Necrológicas
  • Carlos Warner
  • Filomena Cárcamo
Hoy, a las 11 horas, en la Universidad de Magallanes

Canto kawésqar renace a través de la tecnología

Por La Prensa Austral martes 1 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
897
Visitas

El colectivo Etnomedia ha digitalizado la música del pueblo austral, a través de archivos sonoros
registrados en 1971 por la etnomusicóloga y doctora en antropología nacida en 1928, María Ester Grebe Vicuña, con el fin de conservar, trabajar el material y divulgar los resultados de la investigación.

En 1971 la etnomusicóloga y doctora en antropología nacida en 1928, María Ester Grebe Vicuña, se dirigió a la isla Wellington, para conocer y grabar los cantos del pueblo kawésqar. Su objetivo era hacer un estudio comparativo, utilizando los registros realizados a principios de los ’60 por el equipo de C. S. Coon y Alberto Medina. Sin embargo, notó que había una reducción importante de la cantidad de canciones existentes, por lo que enfocó su investigación en ello.

Con los resultados de ese trabajo, el colectivo Etnomedia ha digitalizado la música del pueblo austral, en un disco que no sólo contiene los cantos, sino también las explicaciones que entrega María Ester Grebe, ante la situación. En el registro la profesional señala que el pasar de ser un pueblo canoero, a uno establecido en un punto fijo y el ingresar a un sistema educacional impuesto por el Estado de Chile, se generó mucha pérdida cultural, que los responsables del proyecto consideran que existe hasta el día de hoy.

“Por una cosa de legislación chilena, a los descendientes kawésqar se les prohíbe seguir navegando, porque no tienen cómo comprobar que están capacitados para surcar los canales. Entonces esas son incomprensiones que se generan y que lamentablemente ocasionan pérdida del conocimiento”, señaló el antropólogo social de la Universidad de Chile y director de Etnomedia, Mauricio Pineda Pertier, quien llegó a Punta Arenas junto a su compañero de investigación, el sociólogo de la misma casa de estudios y productor de la entidad, Pedro Aceituno Hoffmann, para exhibir hoy, a las 11 horas, en la sala Terra Australis (Centro Antártico) de la Universidad de Magallanes, el poco escuchado registro musical.

Un aspecto importante del disco, es que los cantos están interpretados en lengua kawésqar original, en donde incluso un miembro de la comunidad traduce directamente al español. Es así que estas canciones sirven para analizar el idioma de estos pueblos, en donde existen fragmentos del lenguaje organizado que puede ser de utilidad para los académicos y volver a dar vida a esta lengua.

El proyecto de Etnomedia no sólo se enfoca en el pueblo austral, sino también en otras comunidades indígenas de Chile, utilizando siempre las grabaciones logradas por Grebe. Por lo mismo, han trabajado en la digitalización y preservación del material, desde el 2008. “Cuando la doctora Grebe falleció, su trabajo pasó a la colección de la Universidad de Chile y básicamente, si bien era considerado un tesoro, no había ninguna línea de desarrollo académica que tuviera que ver con la conservación de este tipo de material. Por eso nos enfocamos en sacar adelante esta idea”, señaló Pineda.

Etnomedia tiene la idea de que este patrimonio inmaterial no debe quedar guardado bajo llave, para ellos el concepto de conservar involucra el entregar estos registros a quienes son protagonistas, es decir volver a las comunidades donde se obtuvo la información. Por lo mismo, más del 50% de los discos, serán entregados a los kawésqar. Esta acción responde paralelamente a un pensamiento antropológico de los profesionales, ya que en vista de la poca cantidad de investigaciones en torno al tema, al hacer circular el material, intentarán demostrar que el patrimonio cultural es un derecho al que todos deben tener acceso.

“Hoy en día no depende de nosotros el poder divulgar el material de forma masiva, porque finalmente si nos vamos a la parte dura, estos registros son patrimonios de la Universidad de Chile. Por lo tanto, ahora nosotros estamos en un semi limbo, porque ellos no han terminado de escribir todos los protocolos con respecto al manejo de los bienes patrimoniales, sobre todo los no materiales. Los que están de forma física es más fácil, uno simplemente no puede llegar y sacar una pieza histórica, pero esto que sí se puede circular, ¿se puede hacer correr por email, o no?, eso todavía está en debate. En parte nosotros con nuestro proyecto buscamos generar esa discusión”, explicó Pedro Aceituno.

Cabe señalar, que lo anterior no quita el hecho de que el disco estará disponible en la Universidad de Magallanes y algunas de las bibliotecas públicas de la Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos.

Ambos profesionales desean que el material de trabajo que han conservado mediante la digitalización sea un elemento vivo, que se reconstruye, se reinterprete y mediante ello se mantendrá activo y presente en la sociedad, porque en el fondo es parte de la identidad local, regional, nacional.