Necrológicas
  • Ada Francisca Hernández Pérez
  • Norma Isabel del Pino Cárcamo
  • Bernardo Sirón Alvarez

Chef experimenta con nuevos sabores, productos regionales y otros oriundos de Chiloé

Por La Prensa Austral domingo 11 de marzo del 2018

Compartir esta noticia
377
Visitas

Entre la fusión utiliza distintos tipos de carnes como productos del mar, los cuales complementa con los de la mítica isla de Chiloé.

Nació en la isla grande de Chiloé y desde los 11 años tuvo afición por la cocina de su abuela, quien le enseñó las primeras preparaciones en repostería. Su nombre es Claudio Durán Brown y hace 11 años que se encuentra trabajando el Punta Arenas en el rubro hotelero donde ha buscado siempre marcar la diferencia con nuevos sabores, mezclando productos regionales de manera innovadora para sorprender a los clientes.

El especialista gastronómico, nacido el Ancud, hoy se desempeña como chef del Hotel Rey Felipe, donde ha implementado una interesante carta que se basa en productos regionales, y usufructúa entre carnes, pescados y mariscos. “En estos platos se refleja bastante la influencia de Chiloé y también de las mezclas de sabores que he aprendido recorriendo varias partes”, señaló Durán.

En cuanto a los platos que este chef ha elaborado en este último tiempo se encuentra el filete de congrio a la plancha, acompañado de quinoa con verduras y papayas rellenas de camarones al ajillo con salsa de jengibre. Sobre esta preparación el chef afirmó que “éste es un plato de una fusión entre Magallanes, Chiloé y el resto del país, ya que el congrio se encuentra apanado con costra de cochayuyo y ajo chilote, acompañado de unas verduras salteadas con quinoa y la papaya con camarones al ajillo con salsa de jengibre”.

Entre las entradas frías que ha creado este chef  se encuentra lo que él llama un “ceviche exótico”, y la innovación consiste en que está compuesto por congrio, salmón, centolla, camarón, palta y manzana verde, adobado en una leche de tigre peruana. Este plato, que además cuenta con una hermosa presentación con forma de timbal es uno de los más demandados en el restaurante Nao Victoria, ubicado en Armando Sanhueza esquina Waldo Seguel.

Uno de los más llamativos platos de fondo regionales es el garrón de cordero el cual Durán contó que “lo cocinamos por 3 horas y media o 4 horas a fuego suave, con especias y romero. Está acompañado de un risotto de trigo mote con setas. En cuanto a la salsa, está compuesta por vino carmenere, calafate y romero”. Por otra parte, el canelón de centolla, también es uno de los más solicitados por el público que acude hasta el restaurante y está compuesto por una fina salsa de camarones ecuatorianos al estilo del chef.

Entre sus referentes el chef cuenta que llegó hasta la región hace 11 años a probar suerte y se considera admirador del conocido como el “Papa” de la cocina francesa, Paul Bocuse. Durante su carrera, Durán, de 38 de edad, ha vivido en otros lugares y trabajado en hoteles de Puerto Varas y Bariloche, Argentina. Además, dentro de otras actividades en la actualidad, el especialista culinario dicta clases de pastelería en el Liceo Politécnico Raúl Silva Henríquez.

“Creo que la cocina es un arte, por lo mismo se le llama arte culinario, porque comienza desde que eliges el producto, lo cocinas, trabajas cuál va a ser tu presentación, cómo combinar los colores y la decoración, ahí es donde se marca la diferencia”, marcó Claudio Durán, quien manifestó que uno de sus sueños es tener un restaurante propio donde pueda seguir desarrollando este arte de los sabores.