Necrológicas
  • Ximena Cárcamo Maldonado
  • Lucinda Gutiérrez Opazo vda. de Pérez
  • José Onofre Díaz Vivar
  • María Sonia Mansilla Macías

Christian Formoso y su nuevo libro “El milagro chileno”: “Esta invitación dialoga con la obra de los poetas magallánicos que me precedieron”

Por La Prensa Austral jueves 21 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
206
Visitas

El reconocido escritor magallánico publicó su última obra en la Colección Biblioteca de Poesía Chilena “Pablo Neruda” y la presentará este viernes en el Espacio Estravagario de La Chascona en Santiago.

Marcelo Gómez

marcelogomez@laprensaaustral.cl

El poeta y académico de la Universidad de Magallanes, doctor Christian Formoso Bavich, publicó su último poemario titulado “El milagro chileno”, en la Colección Biblioteca de Poesía Chilena “Pablo Neruda”. Este viernes 22 de marzo, en el Espacio Estravagario de La Chascona en Santiago, el escritor presentará esta obra, con la cual se inicia la Cátedra Abierta Pablo Neruda 2019 que organiza dicha Fundación.

Antes de su viaje a la capital el académico conversó con La Prensa Austral, sobre sus proyecciones con este nuevo libro, que se suma a sus conocidos talleres literarios y al Premio de Poesía Pablo Neruda, que ha distinguido a importantes escritores desde su creación en 1987, el cual Formoso recibió en 2010.

– ¿Cuánto tiempo trabajaste el libro “El milagro chileno” y cómo definirías su temática general?

– “Prepararlo me llevó varios meses de trabajo. El proceso completo debe haber tomado seis u ocho meses. No es tanto tiempo. Ni tan poco, considerando que gran parte de este volumen incluye poemas de libros publicados anteriormente. El tema se anuncia ya en el título: la idea de problematizar esa frase de Milton Friedman en relación a la reactivación macroeconómica en dictadura, con un abordaje temporal mucho más amplio, claro, pero que de igual forma interroga y tensiona constantemente tanto la frase como el modelo que la sostiene. ¿Puede el milagro chileno de Friedman llamarse impunemente milagro? ¿Existe tal cosa como un milagro chileno? Y de existir, ¿qué significa?, ¿dónde está?, ¿quiénes lo construyen? Son parte de las preguntas que anudan el tema central y exploran los poemas del libro”.

– Desde la Fundación Pablo Neruda plantearon que una de las ideas de esta colección era integrar voces de diferentes lugares del país. En este sentido, ¿este libro tiene algún vínculo con Magallanes?

– “Sí lo tiene. Tanto ‘El cementerio más hermoso de Chile’ y ‘Bellezamericana’ que son los libros de donde tomé la mayor parte de los poemas de ‘El milagro chileno’, son textos que dialogan con Magallanes desde diferentes ejes. Ahí están mis aproximaciones a sus lugares, sus procesos históricos, a las voces de sus fantasmas, a muchas manifestaciones de sus subjetividades. Y su pertenencia, que es definitiva, múltiple y dialógica”. 

– Como decías, este poemario contiene algunas versiones de “El cementerio más hermoso de Chile” y “Bellezamericana” ¿Por qué decidiste incluir trabajos de estos libros?

– “La invitación fue a publicar un libro inédito o una antología de poemas ya publicados. Opté por hacer ambas cosas en un solo volumen, es decir, incluir textos ya publicados aunque en versiones definitivas, sumar un par de cosas inéditas, articular una estructura y una intención distinta, y armar un corpus que, a pesar de incluir material antiguo, resultase un libro totalmente nuevo. El objetivo de la colección, que es poner al alcance de los lectores voces poéticas chilenas contemporáneas en ediciones cuidadas y con buena distribución, también influyó en esta decisión.  Sentí que a pesar que esos dos libros fueron publicados por editoriales de alcance nacional, con reediciones y traducción en el caso del ‘Cementerio…’, aún tenían una circulación bien limitada. Y que tendría mucho sentido entonces proponer a los lectores un texto que diera una idea y una visión panorámica de cierto estado de mi trabajo poético. Armarlo, pensarlo, revisar, volver sobre esos textos me sirvió, a la vez, como ejercicio crítico y literario, del todo productivo finalmente”.

– ¿Qué sientes al haber sido invitado a formar parte de esta colección de poetas nacionales contemporáneos?

– “Elvira Hernández, Carmen Berenguer, Elicura Chihuailaf y José Angel Cuevas están entre los nombres más relevantes de la poesía hispanoamericana contemporánea. Estar con ellos en una colección publicada por la Fundación Neruda no puede, sino en lo inmediato, provocar perplejidades hondas a varios niveles. Alegría y agradecimiento, por lo honroso de la consideración. Pero también dudas de todo orden, por supuesto. Y que las asumí trabajando muy responsablemente el volumen. Siento también que la mirada a la poesía magallánica que significa esta invitación es muy relevante. Que de alguna manera dialoga con la obra de los poetas magallánicos que me precedieron, y que es una apuesta por seguir dialogando con la obra de jóvenes y notabilísimos poetas que están escribiendo en este mismo momento: Miguel Bórquez, Vicente Oyarzún, Mariana Camelio, entre los más destacados que conozco”.       

– ¿Cuáles son tus proyecciones con esta obra en particular?

– “Partir por hacer una buena presentación el viernes en Santiago, luego ver las posibilidades de hacer alguna también aquí. Y esperar que no sólo mi libro sino la colección encuentre sus lectores. Y que, idealmente, tenga muchos. Esta colección propone una forma sólida y extendida de mirar el panorama poético chileno. Son libros bellos y potentes, tan distintos pero tan dialogantes entre sí, con miradas y voces que profundizan, por diversas costuras y costados, un panorama que nos es tan fundamental de mirar, sentir y pensar. Su función en eso es notabilísima. Por eso sólo tengo agradecimiento y cariño, como autor y como lector, y espero la mejor de las proyecciones, que ciertamente es la lectura”.

  ¿Qué ideas literarias estás elaborando para trabajar en el futuro próximo?

– “Este verano acabo de concluir un poemario que me llevó 7 años escribir: “WWM -Walt Whitman Mall-”. Lo envié a una editorial en febrero y recién el martes pasado supe con mucha alegría que lo aceptaron y que verá la luz en 2020. Lo otro es un libro de ensayos, ‘lores de una tierra que (no) tiene primavera’, concluido y que espero publicar también el año que viene”.