Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Peter Eladio Frías Gómez
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • María Patricia Vargas Fuentes

Compañía Sonrisas Nómadas: un carro bomba que ya no apaga fuego, sino que enciende sonrisas

Por Cristian Saralegui miércoles 8 de febrero del 2017

Compartir esta noticia
605
Visitas

En las afueras de la Tercera Compañía de Bomberos Bomba Alemana, un antiguo carro ha llamado la atención de quienes circulan por Avenida Eduardo Frei. Primero por su antigüedad, un carro Magirus de principios de los 80’ y después por la cantidad de colores y graffitis que tiene dibujados.

Los responsables son el grupo Sonrisas nómadas, o Somriures Nòmades, así bien catalanes, porque recalcan con firmeza su origen. A bordo del carro viajan los catalanes Toti Roger, Gerardo y Gema, y la hongkonesa Kwan Tzs y los perros Blau y Noir.

“Estamos tratando de realizar algunos espectáculos, hablando con agentes locales encargados del tejido social y cultural, y estamos a la espera”, expresó Toti Roger.

El espectáculo que presentan “está enmarcado en un proyecto educativo, donde se trabajan valores universales. Es un espectáculo musical, lo llamamos animación infantil, creo que ustedes le dicen cantajuegos o algo así; luego tenemos una parte de clown o payaso”, explicó el artista.

A bordo del carro, partieron desde Catalunya, “con el fin de tejer el mundo un poquito mejor de lo que está a través de las artes escénicas”. Así, recorrieron toda España, cruzaron Europa y por barco cruzaron a Africa, para de ahí atravesar el océano Atlántico y llegar a Brasil y Uruguay. “En Montevideo estuvimos trabajando siete meses, y luego recorrimos toda la costa atlántica argentina hasta llegar a Ushuaia, y de ahí Punta Arenas”.

Para Toti Roger, este recorrido siempre deja experiencias positivas, porque “un proyecto que pretende dejar el mundo un poco mejor a través de las sonrisas, siempre cuenta con una buena recepción”. Y como son nómadas, no tienen definido cuánto tiempo permanecerán en Punta Arenas, “depende de los espectáculos que salga, pero también nos gustaría ir a Puerto Williams, Porvenir, Cameron, que son lugares remotos y como asociación tenemos tres objetivos: llegar a lugares alejados, a lugares carenciados y otros donde haya habido desastres humanitarios. De hecho, nos estamos planteando ir a los lugares donde ocurrieron los incendios, que nos han comentado, y ahí buscaremos apoyo para poder llegar”, detalló el artista.

La compañía catalana llegó hace dos días desde Tierra del Fuego, tras presentarse en Río Grande y Tolhuin, “practicando el intercambio que nos impulsa de pueblo en pueblo y para ello, pedimos como intercambio, que nos traigan una fruta, un alimento, una papa; que la moneda de cambio sea esa y también pedimos litros de gasolina, porque calculamos como entre 80-90 litros por intervención”.

Los artistas están dispuestos a presentarse en cualquier espacio, pero al ser éste un proyecto educativo, prefieren destinar energía a lugares como jardines o centros.

Toti Roger explicó que usan un carro de bomberos por una casualidad. “Fue una casualidad, lo único que teníamos claro era que fuera doble cabina para transportar a un grupo de personas y el universo nos entregcatalanes omba que ya no apaga fuego, sino que enciende isas”rupo de personas y el universo nos entregento, una papa; que la monó este carro que ya no apaga fuego sino que enciende sonrisas, y por eso buscamos sinergia con los bomberos en los lugares en que vamos, somos voluntarios igual que ellos, y esto nos impulsa a todos”.

Finalmente, el integrante de la compañía comentó que “sentimos que la comunidad de bomberos a nivel internacional es realmente una hermandad, un servicio a los demás impecable y desinteresada; más aún en Latinoamérica en que los bomberos son voluntarios, y es emotivo ver que la gente, además de sus trabajos, se dedica a algo tan noble como los bomberos. A nosotros nos emociona”, concluyó Toti Roger, que al llegar a Chile se enteró de los desastres provocados por los incendios, por lo que espera, junto a su compañía, llegar hasta esas zonas con su carro, para apagar ese dolor y encender solamente sus sonrisas.

Foto Jaime Haro