Necrológicas
  • Selma del Carmen Gulet Gulet
  • Arturo Arteaga Tapia
  • Arturo Arteaga Tapia
  • Marta Barría Barria

Delegación de 28 jóvenes músicos del Conservatorio de la Umag viajan hoy a encuentro en Panguipulli

Por La Prensa Austral miércoles 9 de octubre del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
197
Visitas

Aunque muchos ya han ido, el gusto por compartir con otros músicos talentosos como ellos, tienen muy motivados a los integrantes de las orquestas Infantil y Preparatoria del Conservatorio de Música de la Universidad de Magallanes. 28 músicos, acompañados muchos por sus padres y su directora, Claudia Uribe, viajarán hoy hacia Panguipulli, en la Región de Los Ríos, para participar en el Tercer Encuentro de Orquestas Infantiles y Juveniles, organizado por el Centro Educacional San Sebastián.

A diferencia del año pasado, ahora la delegación es mayor, pues en la Orquesta Infantil habrá 12 músicos, de 8 y 9 años, y 16 en Preparatoria, 16, de 14 y 15 años. El encuentro se extenderá hasta el domingo, y la delegación magallánica retornará el lunes 14.

“Tenemos tres conciertos en forma individual y además, en el encuentro se forma una gran orquesta, de las seis o siete que van, y tocarán todos juntos, reuniendo a 250 niños tocando al mismo tiempo. Es por eso que el encuentro tendrá clases con los distintos profesores para ensayar estas partituras individualmente y luego se juntan a ensayos en la tarde”, explicó Claudia Uribe.

Para la profesora, estos semilleros son muy importantes y por eso destaca el trabajo del Conservatorio de Música de la Umag, que cuenta con el elenco infantil, formado el año pasado, y la orquesta preparatoria, para de ahí pasar a la sinfónica, “que tocan en modo profesional, con ensayos más largos y tocan las piezas originales, no arreglos. Pero lo importante es contar con un semillero para que se prolongue en el tiempo”.

En cuanto al repertorio que presentarán, la directora detalló que, “una regla que nos impuso el maestro Fernando Rozas, que es el creador de las orquestas juveniles, que dijo que cada vez que se hicieran encuentros, ojalá siempre se tocara música chilena, que no se olvidaran las raíces. Con la orquesta infantil vamos a tocar a Violeta Parra, Los Jaivas y rondas infantiles, y con la preparatoria, música chilena, pop y clásica”.

Martín Bórquez, cursa sexto básico en el Colegio Charles Darwin y en la orquesta toca guitarra clásica y charango. Ya tuvo posibilidad de ir a Panguipulli el año pasado. “Fue un aprendizaje muy bonito y musicalmente, la convivencia con otros músicos y lo que uno va aprendiendo de ellos”, destacó el estudiante de 12 años, que integra la orquesta preparatoria y que además tendrá una parte solista, al igual que Micaela Salinas, también de sexto básico, del Liceo María Auxiliadora y cuyo instrumento es el violín. “Ella empezó desde chiquitita, pero formalmente de estudios, lleva tres años, entonces tiene su pieza solista, cambios de posición, cosas más difíciles”, resaltó la directora.

En cuanto a las más pequeñas, Camila Ibáñez, tiene 8 años y va en tercero básico en el Colegio Miguel de Cervantes. También ya ha estado presente en este encuentro. “Toco violín, llevo dos años, porque estuve en pre violín. No es difícil. Es bonito el encuentro, lo que más me gusta es que pudimos tocar con muchas personas”.

A su vez, Antonia Aguilar, estudiante de cuarto básico en el Colegio Charles Darwin irá por primera vez y su instrumento es la viola: “Es un poco más grande y un poco más grave. Cuando era pequeña me gustaba escuchar instrumentos y como mi hermano grande toca contrabajo, me gustaba verlo tocar distintos instrumentos. Llevo meses tocando viola, porque antes tocaba violín. Mi familia es toda de músicos”, mencionó la estudiante de 9 años. Respecto de sus expectativas para este encuentro, indica que “creo que es divertido y lo que más me gustaría es conocer a gente de más edad, ver qué instrumentos tocan y tocar con ellos”.

Matilde Sales también toca la viola, aunque en su caso, por una razón diferente. La estudiante de cuarto básico del Colegio Británico, de 10 años, declaró que escogió este instrumento porque “lo encontraba muy agudo, entonces me molestaba los oídos, me empezaron a doler, y cambié porque a mi mamá le encantaba la viola, al principio era un poquito más difícil”. Además, ha sido complicado leer en otra clave, ya que a diferencia de una partitura en llave de sol, para este instrumento, es en llave de do.

Matilde también fue el año pasado a Panguipulli “y fue muy divertido, me gustó harto conocer más personas y tocar con los más grandes. Encuentro que todo fue súper bien, estábamos puntuales y todo. Me gustó mucho porque nunca había ido a esos lugares, y también porque a veces emociona tanto conocer un lugar y después quieres volver”.

Finalmente, la directora Claudia Uribe agradeció a la Universidad de Magallanes, “que aportó con dos pasajes de los chelistas más grandes, porque esto ha sido fruto del empuje de los apoderados, que han hecho beneficios los últimos fines de semana para juntar plata. Tenemos el pasaje a Puerto Montt y un bus nos lleva a Panguipulli”, concluyó.