Necrológicas
  • Mirta Simeone Miranda
  • Oriana Yutronic Puelma
  • José Alejandro Andrade Caileo
Solicitud de apoyo a través de internet

Dueño de museo Nao Victoria realiza campaña para trasladarse a la Costanera

Por La Prensa Austral domingo 4 de octubre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
768
Visitas

Lleva más de 7 años maravillando a los turistas con sus barcos, especialmente con la única réplica hecha a nivel mundial, del Beagle. Pero el dueño del museo Nao Victoria, Juan Mattassi, constantemente debe recibir la pregunta “¿por qué no están en otro sector? o “les iría mejor si se trasladaran más al centro”.

Al estar ubicado en su domicilio, en el sector de Barranco Amarillo, el acceso se hace dificultoso para el visitante, además de estar prácticamente a trasmano de otros atractivos. Por eso, Mattassi tiene toda la intención de establecer el museo en otro sector, pero evidentemente, solo no puede. Así, organizó una campaña vía internet, para reunir apoyo y presentarlo a las autoridades, ya que hasta ahora ha recibido buenos comentarios, pero ninguna respuesta concreta o proyecto a desarrollar.

Mattassi subraya que lo más difícil ya está hecho: los barcos están construidos, por lo que sólo se requiere un sector. Y ya visualiza un espacio ideal: la Avenida Costanera, entre Manantiales y Club Hípico, donde hay una gran playa.

“La idea es mover un poco las cosas, a lo mejor gente que está en contra, tratar de convencerlos o que por último se deseche la idea, y no se hable más del tema. Que quede claro que a mí sí me interesa mover los barcos y que estoy dispuesto a arriesgar más de lo que he hecho con la construcción de los barcos y estoy dispuesto a arriesgar más todavía y llevarlos a la costanera, aportar más a la ciudad, pero, hay que ver si las autoridades están dispuestas a correr el mismo riesgo”, manifestó Mattassi.

El único que le dio una idea fue el alcalde Emilio Boccazzi, quien “nos ofreció un sector, por 21 de Mayo al lado de los pontones, pero no estaba muy claro en qué calidad llegaba uno ahí ni cómo iba a ser el contrato con el que uno se podía afincar en ese lugar. Entonces no se avanzó más con ello, pero debo ser bien honesto y decir que el alcalde sí ofreció este lugar. No es mal lugar, pero tampoco es el mejor”, estima.

Mattassi proyecta un contrato por concesión de playa, en el que necesita “80 metros de frente, del borde de la vereda hasta el mar. De lo que hay ahí, debe ser como 350 metros lineales de playa. Así que un 20 por ciento de lo que es esa playa en este momento. Ahí debiéramos hacer una asociación con el Consejo Regional para que financie una parte, por ejemplo, una laguna perimetral, de unos 4 metros de ancho, con alguna profundidad, que se mantenga como un espejo de agua, de tal manera que todo el mundo pueda ver los barcos, gratuitamente, y que solamente paguen los que van a subir. Y que en la noche, se dificulte que pase la gente a bordo, a rayar. Eso funcionó en San Julián y en Iquique, en ambos lugares hay lagunas perimetrales”, imagina Mattassi.

Pero además de hacer un aporte a la ciudad, está el aspecto financiero, ya que tras la enorme inversión realizada en los barcos, para recuperar ese gasto, se requieren unos 30 mil visitantes al año, y hasta ahora el promedio es de la mitad, a los que hay que sumar cerca de 5 mil asistentes durante los días del patrimonio, tanto nacional como regional.

“En el primer gobierno de Bachelet, mandamos cartas al Mop, en ese tiempo atendió Alfredo Fuentes, el 2007-2008, le dije que quería poner mi barco ahí, que estaba a cargo la costanera. No, que esto y lo otro, pero no respondió la carta. Con Piñera ingresé algunas cartas y Homero Villegas nunca respondió. Y ahora volví a insistir, pero no responden, entonces qué sacamos con que me saluden de buenas, pero no responden las cartas. Voy a cumplir 53 años y llevo más de 10 en este proyecto, ¿cuánto me queda para insistir en este proyecto? démosle un corte.

Para votar, hay que ingresar a la página change.org y buscar el tema “Traslademos el museo Nao Victoria a la costanera de Punta Arenas”. Hasta ayer, sólo faltaban 7 firmas para completar las 100 que se requieren. Aunque la campaña seguirá hasta ver si definitivamente, el proyecto del museo Nao Victoria llega a buen puerto.