Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda
En el Club Croata

Emotivo homenaje póstumo recordó la vida artística de Domingo Tessier

Por La Prensa Austral jueves 16 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
381
Visitas

El actor, director, dramaturgo y profesor de teatro chileno de origen croata, es reconocido por su participación en obras de teatro como “La muerte de un vendedor” y “Fuenteovejuna”; y sus papeles en teleseries como “La sal del desierto”, “Sin amor”, “Angel malo” y “La Quintrala”.

Esta semana el Club Croata de Punta Arenas y la Universidad de Magallanes, realizaron un homenaje póstumo al actor, director, dramaturgo y profesor de teatro chileno de origen croata, Domingo Mihovilovic Rajcevic, mejor conocido como Domingo Tessier. El acto recordó su vida artística y detalles de su actuar personal, de igual forma se relató los orígenes familiares del reconocido personaje nacional, indicando que su padre era Domingo Mihovilovic Martic, proveniente del pueblo de Skrip, y Catalina Rajcevic Eterovic, del pueblo de Pucisca, ambas localidades de la isla de Brac.

La conmemoración se realizó con la presencia de los hijos de Domingo Tessier, Catalina Mihovilovic Alvarado y Domingo Mihovilovic Alvarado, ya que estos llegaron a Punta Arenas para dejar las cenizas de su padre, en la tierra que lo vio nacer el 13 de agosto de 1918. El actor falleció el 10 de marzo de 2014, a los 95 años.

“Tener un hijo de inmigrante tan elevado en la cultura significa un gran honor y emoción para la comunidad croata y aplaudimos sus logros”, expresó el presidente del Club Croata de Punta Arenas, Marcos Matulic Cvjetkovic.

Trayectoria

Domingo Mihovilovic Rajcevic fue el menor de tres hermanos y supo desde niño que lo suyo sería el teatro. En 1941 cuando viajó a Santiago para estudiar en la Escuela de Artes Aplicadas de la Universidad de Chile. Su primera lección vino de parte del director Enrique Barrenechea, quien le dijo “con ese nombre no vas a llegar ni a la esquina”. Entonces, el joven de 23 años borró su apellido croata y le rindió honores a su actor favorito, Fernando Settier.

Desde ese momento su carrera se extendió por unos 50 años y lo llevó a protagonizar más de doscientos montajes, una decena de teleseries, películas e infinidad de radioteatros. Fue protagonista de piezas como “Nuestro pueblo”, “Sueño de una noche de verano”, “La muerte de un vendedor” y “Fuenteovejuna”. También dirigió algunas producciones teatrales tituladas “Como en Santiago” de Daniel Barros Grez y  “El perro del hortelano” de Lope de Vega, entre otras.

Como docente, se desarrolló en la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile y en la Escuela Nacional de Teatro de Guatemala. En teleseries tuvo una destacada carrera. En 1970 participó en “Mi papá y mi mamá” y al año siguiente, “Sin amor”, dos miniseries de Canal 13. En 1972, se une al elenco de “La sal del desierto”, miniserie transmitida por TVN.

En 1986 participó en “Angel malo” encarnando a Edmundo Alvarez. Además interpretó al obispo Francisco de Salcedo, en la miniserie “La Quintrala”.