Necrológicas
  • Ximena Cárcamo Maldonado
  • Lucinda Gutiérrez Opazo vda. de Pérez
  • José Onofre Díaz Vivar
  • María Sonia Mansilla Macías

Estudio asegura que el heavy metal es la peor música para escuchar mientras se conduce

Por Agencias viernes 12 de julio del 2019

Compartir esta noticia
45
Visitas

En las últimas décadas diversos estudios universitarios han demostrado que existe una directa relación en la forma de conducir y la música que se escucha mientras se realiza la acción. Todo depende, explican los especialistas, del tipo de melodía que sea y el estado de ánimo del piloto. No obstante, estos análisis coinciden que el heavy metal, lejos de mejorar la performance, tiende a empeorar las habilidades al volante del oyente.

Así, al menos, lo confirma un nuevo estudio realizado en el Reino Unido y que deja en evidencia que esta tendencia musical es una de las menos efectivas si se busca concentración durante la conducción. El estudio, replicado por Autosrpm.com, fue realizado por la organización benéfica IAM RoadSmart del Reino Unido, antiguo Instituto de Automovilistas Avanzados, y que tiene como misión abogar para mejorar los estándares de conducción y seguridad vial en nueve países del Viejo Continente.

La investigación tenía como finalidad analizar los efectos que tiene la música en la manera de conducir de las personas, oportunidad donde se pudo observar que el heavy metal incluso aumenta las probabilidades de agresiones y choques con otros vehículos. Canciones como “Sic” de Slipknot o arreglos que se caracterizan por pertenecer a la categoría de dead metal, causan ansiedad, terror y desesperación en el conductor a pesar de decir que es su música favorita, indica el documento.

“Lo que está claro es que el thrash metal realmente reduce la habilidad del conductor para recorrer la pista sin problemas. Es evidente que no hay ayuda cuando se trata de realizar maniobras de conducción exigentes” comentó Tim Shallcorss de IAM Roadsmart.

Por otro lado, la música clásica suele ser una muy buena opción para un manejo tranquilo, aún cuando se recomienda no abusar de ella, ya que en ocasiones podría relajar tanto al conductor que éste se podría quedar dormido al volante.