Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda

Exposición “Postales de Hielo” retrata las expediciones de Alberto de Agostini

Por La Prensa Austral domingo 9 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
83
Visitas

– La exhibición muestra parte del archivo histórico del reconocido misionero y también contrapone fotografías actuales con las que tomó el carismático explorador salesiano.

La aventura y la oportunidad de replicar un hecho histórico en el ámbito de la exploración, fueron las principales motivaciones del documentalista Alfredo Pourailly de La Plaza, y el explorador Cristián Donoso Christie para concretar su proyecto “Postales de Hielo”.

Con el financiamiento otorgado por el Fondart Nacional 2017, los responsables de la iniciativa pudieron efectuar las distintas etapas de su proyecto, el cual en esencia buscaba revivir las expediciones que realizó el fotógrafo, documentalista, montañista y geógrafo italiano, Alberto de Agostini, en los glaciares de la vertiente norte de la cordillera Darwin.

Además de poder experimentar las mismas sensaciones que tuvo el misionero salesiano en su viaje, Pourailly y Donoso, también tomaron las mismas imágenes que el aventurero capturó, para luego contraponerlas y exhibirlas al público. El fin de esto era entregar un diálogo entre aquello que permanece y lo que cambia. “Precisamente ahí, en ese intercambio visual, hilvanado por el ojo escrutador, es donde comenzó a cobrar vida la imagen del paso del tiempo”, precisa Pourailly.

Los resultados de este trabajo pueden ser apreciadas en la exposición fotográfica “Postales de Hielo”, la cual está instalada en la tienda de arte La Porfía (Errázuriz 928). Estas imágenes se mantendrán en el lugar hasta fin de mes y tienen gran valor, ya que rescatan el trabajo fotográfico de Alberto de Agostini con capturas de ambiente actuales. El horario de atención es de lunes a sábado, de 10 a 13 horas y de 14,30 a 19,30 horas.

“Las fotografías fueron seleccionadas prefiriendo aquellas que retrataban lugares de difícil acceso, y que mostraban, en distintos planos, elementos del paisaje que han permanecido y otros que han mutado. Las fotos nos guiaron a cada uno de los sititos donde habían sido capturadas, con una precisión impresionante. Nuestra cámara, montada sobre el trípode, quedada exactamente en la misma ubicación donde debió estar la del explorador italiano, de modo que, si la movíamos tan solo diez centímetros en forma vertical u horizontal, los elementos de nuestro encuadre dejaban de estar alineados como se veían en las suyas”, explicó Pourailly.