Necrológicas
  • Robinson Triviño Gallardo
  • Ana Veas González

Futuros arquitectos recibieron a sus nuevos compañeros con la ceremonia del hain

Por La Prensa Austral domingo 31 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
54
Visitas

En el marco de un nuevo comienzo del año lectivo, estudiantes de segundo año de Arquitectura de la Universidad de Magallanes organizaron una ceremonia del hain para recibir a los nuevos compañeros. También en el marco de esta representación de la práctica milenaria del pueblo selknam, a los nuevos estudiantes se les hizo entrega de pequeños maceteros con semillas con el objetivo de simbolizar el crecimiento y el comienzo de esta nueva etapa.

La ceremonia hain era un rito de iniciación entre los varones llevada a cabo por los selknam u onas, nativos del norte y centro de Tierra del Fuego en Argentina y Chile.​

Este ritual permitía instruir a los jóvenes varones que se encontraban al final de la adolescencia sobre «las verdades de la vida». Después de un determinado periodo de prueba eran admitidos en el círculo de los hombres.

Daniela Ambrosetti, jefa de la carrera de Arquitectura, quiso destacar que “parte del perfil del egreso del alumno es también un arraigo al territorio. El objetivo de la ceremonia de ingreso es darle esta iniciación, que no es solamente una iniciación a la carrera y los estudios, sino también a ciertos valores que hay que respetar”.

Savka Talma, estudiante de segundo año y una de las organizadoras de esta actividad este 2019, quiso contar un poco el significado que tiene para el alumnado de la Escuela de Arquitectura recibir de esta manera a sus compañeros. “A nosotros nos gusta mucho este recibimiento sobre todo porque dentro del departamento ya se toma como una tradición y una actividad cultural. Esta es una alternativa nueva en que los chicos también se pueden conocer y afianzar un poco más nuestras relaciones”, manifestó.

También los alumnos de primer año recibieron un pequeño macetero con semillas kalanchoe y nido de amor.  En este sentido, Talma, señaló que “para tener un rasgo más ecológico lo que una compañera ofreció fue hacer unas semillas y ponerlas en un macetero para que simbolice lo que es el crecimiento y empezar una nueva etapa”.

Uno de los alumnos que ingresó este 2019 a la carrera de Arquitectura este año es Benjamín Barrenechea quiso contar su impresión con respecto a esta actividad que se diferencia a las actividades tradicionales del “mechoneo”. Y sobre esta peculiar recepción dijo que “lo normal en las carreras es que te tiren huevos, harina y en el fondo te hagan sentir mal y en el ritual de iniciación de hoy, me sentí muy bien. Prefiero mil veces esto que un mechoneo”.