Necrológicas

Guionistas esperaron tres años hasta que se confirmó plagio en argumento de teleserie de Canal 13

Por La Prensa Austral domingo 22 de julio del 2018

Compartir esta noticia
163
Visitas

– Alex Rivera y Marcelo Guajardo esperaron para llegar a un veredicto que determinara si su obra “Que hay de nuevo viejo” había sido utilizada por el guionista Sergio Díaz para lanzar
una nueva producción “original” en Canal 13.

Un nuevo golpe recibió Canal 13. A más de tres años de que Alex Rivera y Marcelo Guajardo acusaran de plagio al ex jefe de guionistas de la estación, la justicia entregó su veredicto en base a extensas investigaciones, documentos y testigos.

El Tribunal Oral en lo Penal de Santiago dictaminó que efectivamente hubo plagio por parte de Díaz, quien se había proclamado creador de la teleserie “Veinteañero a los 40” en 2015.

Un año antes, Rivera y Guajardo habían asistido a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) para inscribir la obra “Qué hay de nuevo viejo”, la que trabajaron en el taller de guionistas que impartía Canal 13 en 2014 y que guarda similitudes con la producción que la estación lanzó con Francisco Pérez-Bannen, Tamara Acosta y Pablo Macaya como protagonistas.

Para Rivera, actor de la Universidad de Chile, las “coincidencias” en la trama eran “groseras”. “Fue eso lo que nos llevó a acudir a la justicia. Fuimos perseverantes. Insistimos porque teníamos la verdad, y pensábamos que esto tenía que parar ahora y para siempre”, declara en conversación con Emol.

“Se nos cerraron las puertas” A un día del dictamen, confiesa que el camino legal “no ha sido fácil”, y que en tres años y medio “se perdió mucho”. “No sólo a nivel emocional y la preocupación, sino que redes, amigos, mucha gente que no te llamó nunca más a trabajar porque estaba eso de que ‘si yo llamo a trabajar a este tipo probablemente me perjudique’”, reconoce, añadiendo que se sintió “vetado un buen rato” y que espera que “eso se acabe de una vez”.

Entre risas confiesa que no puede detallar “cuánto ‘boletié’ el año pasado”, pero que fue “dramáticamente poco comparado a lo que tenía hace tres años”. “En este camino legal se nos cerraron muchas puertas para trabajar”, concluye respecto a sus conflictos laborales en este período.

“Eso de que uno llama de un canal a otro pidiendo que no se contrate a tal o cual persona, pasa mucho en la tele. A nosotros nos afectó. Nos llegaban comentarios de pasillo que apuntaban a que habían llamado desde el canal para que no nos contrataran”, manifiesta, acotando que “se conocen entre ellos (los directivos de los canales)”.

De acuerdo a Guajardo, en este tiempo la defensa de Díaz ha tratado de decir que se trataba de un “taller para principiantes”, pero que “en realidad ellos buscaban plumas nuevas”.

“Cuando llegamos el primer día, los profesores nos dicen que a nosotros no nos habían elegido por principiantes, sino que porque buscaban plumas nuevas porque el canal estaba en crisis, porque necesitaba proyectos nuevos. Ahí nos dijeron que los mejores guionistas iban a tener la posibilidad de quedarse trabajando, y que los mejores proyectos el canal los iba a comprar”, recuerda.

“Cuando vieron por primera vez la propuesta de nuestro guión, a Isabel le encantó e incluso se rió, pero Díaz lo desestimó de inmediato y le pareció inverosímil. Sospechosamente, en una segunda entrega, Isabel insultó nuestro proyecto a punta de garabatos, y le dio con que nuestro trabajo no servía”, resalta, indicando que después “Isabel nos dijo que el canal estaba en crisis, que no iban a comprar ningún proyecto y que no iban a contratar a nadie”. Tiempo después (abril del 2015), Guajardo y Díaz detallan que comenzaron a recibir llamados de quienes fueron sus compañeros de taller para felicitarlos por la noticia que había dado el diario La Tercera, donde se anunciaba el nuevo proyecto televisivo de Canal 13, “Veinteañero a los 40”, y se detallaba la trama.

“Muchos creyeron que habíamos logrado vender el guión, pero no fue así. Simplemente nos habían plagiado”, resalta Rivera.

El próximo miércoles 25 de julio, se dictará la sentencia en contra de Sergio Díaz por infringir la Ley de Propiedad Intelectual. Sea cual sea la decisión de la justicia, Rivera asegura que para él “ya existe un veredicto, y estamos muy tranquilos con eso”.

“Lo que suceda con la sentencia ya no depende de nosotros”, comenta. En cuanto a sus acciones a seguir, sostiene que espera poder ir a algunas instituciones “a contar nuestra experiencia, lo que nos ocurrió”.

“Hay que dar cuenta de esto, porque hay gente involucrada que puede estar incluso de jurado en concursos públicos, y me parece que deben tener cuidado con eso”, destaca.