Necrológicas
  • María Mónica Mena Arenas
  • Margarita Alvarez Mascareño
  • Marcos Santiago Nikovic Jaksic
  • Teresa Segovia Oyarzún
  • Jorge Díaz Cárdenas
  • María Dorila Díaz Barría

Ilustraciones digitales de aves y autorretratos forman parte de la exposición de la artista visual Leonor Harris

Por La Prensa Austral miércoles 6 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
353
Visitas

En el hall central del Museo Regional de Magallanes (Magallanes 949) se está presentando una exposición de Leonor Harris, profesora y artista visual, que a través de ilustraciones digitales realiza retratos de aves regionales y de experiencias humanas universales. La muestra lleva por nombre “TrazArte, de Aves Humanos” y se encontrará en exposición durante todo este mes de febrero.

Leonor nació en Viña del Mar pero ha vivido más de siete años en Magallanes. Aunque en un primer momento se dedicó principalmente a la docencia, hace aproximadamente dos años que comenzó a realizar sus propias obras de manera digital, las cuales guardan relación con el paisaje y animales, principalmente aves, del territorio austral. 

-¿Cómo y de qué manera comenzaste a generar este tipo de ilustraciones?

-“Hace dos años que empecé a dibujar con esta técnica digital, porque antes no había ocupado ningún instrumento de este tipo. Fue un proceso acompañado de mi propio proceso de sanación (sufrió una serie de complicaciones médicas que implicaron la amputación de sus extremidades inferiores), donde tomar un pincel y un atril era muy difícil. Al comienzo no me gustaba mucho, pero descubrí que era lo que yo podía hacer en ese momento y también empecé a descubrir las herramientas que esto entrega, ya que el trabajo de pintar es el mismo sólo que cambia el soporte. Tiene que ver con la autosanación para salir un poco de la realidad en la que me encontraba y asumirla de una forma más amable, entonces fue en ese proceso que me encontré con esto y fue maravilloso”

-¿En qué consiste esta exposición en particular y qué buscaste mostrar?

-“La temática principal de esta muestra son las aves, que en un principio fue lo primero que empecé a dibujar, porque también había una gran nostalgia por Puerto Williams, el lugar donde viví  y trabajé durante siete años como profesora, entonces las aves era un poco para recordar y unirme de nuevo a este paisaje que era lo que a mi más me gustaba hacer cuando estaba allá, es decir salir, mirar aves, estar en el campo, entonces fue una manera de volver a vincularme con ese territorio”.

“Por otra parte están los autorretratos de mujeres, que tienen también que ver con mi propia forma de sentir y de ver como estas sensaciones que yo estaba viviendo en un momento eran muy humanas y nos pasaban todos, no eran sólo mías, entonces se transformó en un lenguaje de emociones universales. También hay otros retratos que son más personales, como con mi hijo o con mi pareja”.

-¿Entonces de alguna manera combinas lo humano con los paisajes y animales de la Patagonia?

-“Sí. Las aves más antropomorfas que están disfrazadas con estos trajes, que tienen que ver siempre con una característica visual o de comportamiento de las aves. Por ejemplo, está el cometocino, que es un ave que para buscar su alimento escarba mucho, con sus patitas muy rápido, entonces lo asocio mucho a lo que hace un minero que es martillar la tierra, por eso tiene esa vestimenta. Por otro lado, el pelícano, asociado al mar obviamente está disfrazado de capitán, y así cada uno tiene una personalidad que está vinculada a su comportamiento”.

-¿Hay algún referente en el universo de la ilustración que te haya influenciado a la hora de generar tus propias obras?

-“A mí me gusta mucho la ilustración de cuento infantil, entonces hay algunos referentes sobre todo de ahí, pero en realidad creo que este estilo viene muy de cuando yo era niña, es muy de ese tiempo, hay cosas que me gustan pero yo las veo y no se parecen, no he tratado nunca que se parezca a algo porque creo que lo importante es definir una identidad propia. Hubo un proceso desde que yo entré a estudiar a la universidad donde fue muy difícil porque en la universidad te enseñan a hacer las cosas como académicamente se deben hacer, entonces hay como una deconstrucción de lo que uno en realidad hace. Lo que yo hago ahora no es muy pensado en realidad y no pasa mucho por el intelecto, pasa mucho más por lo que voy sintiendo, en las formas si tomo referentes de imágenes naturalistas”.

Los interesados en apreciar la obra de Leonor Harris pueden visitar el museo. También las obras de esta autora están disponibles en la Casa La Porfía (Errázuriz 928) y en su página de Facebook TrazArte,delohumanoenlailustración.