Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

Líder de The Cranberries será sentenciada tras escupir y agredir a policía

Por Agencias jueves 21 de enero del 2016

Compartir esta noticia
228
Visitas

La cantante irlandesa Dolores O’Riordan, líder de la banda The Cranberries, conocerá el próximo mes la sentencia impuesta por escupir y dar un cabezazo a un policía tras ser detenida por alterar el orden en un avión en 2014, informaron ayer fuentes judiciales. La artista de 44 años también agredió a una de las azafatas del vuelo que cubría el trayecto entre Nueva York y el aeropuerto de Shannon, al oeste de Irlanda, el 10 de noviembre de 2014.

En una audiencia realizada en diciembre, O’Riordan se declaró culpable de cuatro delitos, entre ellos el de agresión y obstrucción de los agentes de la Policía irlandesa (Garda) que la detuvieron después del aterrizaje del avión de la aerolínea Aer Lingus. La cantante, que no estuvo ayer presente en el juicio, se encuentra en libertad bajo fianza hasta que se emita la sentencia el próximo 24 de febrero, según indicó el juez instructor, Patrick Durcan.

Durante su detención, O’Riordan, quien padece trastorno bipolar, insultó a los agentes y les recordó que es un “icono mundial” y “la reina de Limerick”, la ciudad del suroeste de Irlanda donde nació el 6 de septiembre de 1971. Asimismo, acusó a uno de los policías en el momento del arresto de manosearla y agredirla sexualmente, una afirmación que retiró después durante el juicio. El abogado defensor de O’Riordan presentó en una audiencia anterior varios informes médicos que aseguraban que por aquella época sufría episodios de “hipomanía”, “privación del sueño” y “paranoia”.

Asimismo, explicó que la artista, quien reside actualmente en Nueva York y es madre de tres hijos de 10, 14 y 18 años, se separó de su marido, Don Burton, pocos meses antes del citado suceso. El magistrado ordenó a O’Riordan que, mientras espera su castigo, escriba cartas de disculpa a todas las personas que se han visto afectadas por su comportamiento.