Necrológicas
  • Tránsito William Núñez
  • Herminia Bórquez Haro
  • Susana Gómez Aguila
  • Fresia del Carmen Donoso Canelo

Magallanes tuvo ganadores del Fondart en sus 10 líneas en convocatoria 2018

Por La Prensa Austral jueves 11 de enero del 2018

Compartir esta noticia
88
Visitas

Entre las iniciativas destacan “Tejiendo sueños yagán” de Claudia González Vidal, adjudicándose $4.799.990; “Difusión cultura gastronómica Magallanes” de Pilar Subiabre Doldán, con $8.588.978; “La papa: Identidad y Cultura” de Carmen Izquierdo Monasterio, logrando $5.267.137; y “Cartografía sensorial de la migración dominicana en Magallanes: investigación en torno al aporte de las prácticas culturales en un contexto migratorio, continuidades y discontinuidades” de Ixia Mendoza Lebatut, con $5.006.200.

El Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes (Fondart) es un instrumento público que beneficia a miles y se efectúa a nivel nacional y en cada región. En total tiene 10 líneas de desarrollo, Actividades formativas, Creación en artesanía, Creación artística, Cultura de pueblos originarios, Cultura tradicional y popular, Culturas migrantes, Culturas regionales, Difusión, Gastronomía y arte culinario y Patrimonio cultural.

Para la convocatoria 2018, en Magallanes hubo 31 ganadores, por lo que se entregará $233.155.942 en total. Este monto representa un aumento del 82,9 % en Fondart Regional, respecto de la versión anterior, que entregó $127.466.779 a 25 proyectos. Las iniciativas ganadoras y que debían ser ejecutados en el año 2017, cubrieron seis de las 10 líneas del fondo público, en cambio las actividades que se desarrollarán en 2018 abordan todos los enfoques que se llevan a cabo.

El año pasado no hubo ganadores en las líneas Cultura de pueblos originarios, Gastronomía y arte culinario, Cultura tradicional y popular y Culturas migrantes, por lo que la comunidad no pudo disfrutar de ninguna iniciativa ligada a éstos, perdiéndose así la expresión de las tradiciones de personas descendientes de los kawésqar, yagán y tehuelches, como también de personas provenientes de Colombia, República Dominicana, Haití y Argentina.

Sin embargo, este 2018 la situación ha sido revertida, logrando que haya más diversidad en los proyectos culturales que se desarrollarán. Entre las iniciativas destacan “Tejiendo sueños yagán” de Claudia González Vidal, adjudicándose $4.799.990; “Difusión cultura gastronómica Magallanes” de Pilar Subiabre Doldán, con $8.588.978; “La papa: Identidad y Cultura” de Carmen Izquierdo Monasterio, logrando $5.267.137; y “Cartografía sensorial de la migración dominicana en Magallanes: investigación en torno al aporte de las prácticas culturales en un contexto migratorio, continuidades y discontinuidades” de Ixia Mendoza Lebatut, con $5.006.200.

“El hecho de que tengamos ganadores en todas las líneas del Fondant constituye una muy buena noticia para la región porque expresa que existe una diversidad y amplitud de acciones que se están desarrollando en materia cultural. Esto demuestra que el Fondart ha ido ampliando maneras de trabajo y hoy día la región muestra con mucha satisfacción una cobertura en todas las dimensiones”, dijo el director regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Gonzalo Bascuñán.

“Debido a ello me parece que es la manera propicia y adecuada de hacer uso del financiamiento público para consolidar ámbitos de trabajo, que para la región hasta hace un tiempo atrás eran emergentes, y ahora con este financiamiento pueden avanzar hacia etapas de mayor desarrollo. Veo con mucha expectativa todo esto, pasa que cuando se adjudican proyectos también se gana experiencia, no sólo para volver a postular, sino en la implementación de las iniciativas”, agregó.

Planteó por ello que, a futuro, y en cada una de estas líneas, las personas que han ido adjudicándose y aquellos que se logren relacionar con estos gestores, permitirán que se desarrolle los campos culturales de cada uno y así eso permitirá que se presenten nuevos proyectos, en donde algunos serán de continuidad, pero otros tendrán la posibilidad de extender la amplitud del campo del cual estén tratando.

A modo de ejemplo, mencionó que en áreas como gastronomía, artesanía y pueblos originarios no habían tenido proyectos hace un tiempo atrás, pero hoy día figuran como elementos constitutivos de un quehacer regional que puede seguir desarrollándose.