Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Más de 12 mil personas despidieron a Margot Loyola

Por La Prensa Austral jueves 6 de agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
111
Visitas

Un adiós multitudinario tuvo la folclorista nacional Margot Loyola,  fallecida el lunes a los 96 años. Hasta el Centro Cultural Palacio de La Moneda llegaron más de  12 mil personas, entre artistas, público en general, y autoridades, incluida la Presidenta Bachelet y el ministro de Cultura, Ernesto Ottone, quien acompañó a la familia de la folclorista durante su funeral, realizado en la iglesia Recoleta Franciscana, desde donde el cortejo salió con rumbo al Cementerio Municipal, donde se realizó una ceremonia privada.

El secretario de Estado declaró que “Margot Loyola está en el ADN del folclore nacional y por lo tanto, en la identidad cultural de Chile. Hay un trabajo muy grande que hacer para rescatar nuestras tradiciones, a las que Margot les cantó durante toda su vida, y donde las generaciones jóvenes tendrán mucho que aportar”.

En 80 años de trayectoria, Margot Loyola investigó y divulgó extensamente las danzas y canciones folclóricas y populares de Chile. Junto a Violeta Parra y Gabriela Pizarro, es considerada una de las tres investigadoras fundamentales del folclore nacional.

Su viudo, el también folclorista Osvaldo Cádiz, confesó al programa “Semáforo” de Radio Universidad de Chile que “una de las últimas veces en que conversó con su médico, él le preguntaba qué le dolía y ella le decía ‘me duele dejar de ser y no poder ver a mi Chile querido’. Ese cariño que la gente le está demostrando ella también lo sentía con mucha fuerza hacia todos los chilenos”. Cádiz recordó también que en febrero, ya decía “cuando yo parta, quiero que escriban esto: la música de mis tonadas, los arpegios de mi piano y una palabra de amor para cada chileno es lo que quiero dejar en mi partida. Ella se estaba preparando”.

El cielo gris de Santiago entregó un marco triste a la despedida de la artista, que fue despedida con pañuelos blancos por el público y por agrupaciones como los chinchineros o el Ballet Folclórico Nacional, Bafona, que desde sus inicios tuvo un vínculo muy cercano con Loyola.