Necrológicas
  • Mercedes García vda. de Fetis
  • Carlos Ovando Cárdenas
  • Pedro Delgado Andrade

Más de 2 mil personas bailaron al ritmo de Tommy Rey para celebrar la llegada del invierno

Por La Prensa Austral viernes 22 de junio del 2018

Compartir esta noticia
102
Visitas

La noche más larga y el día más corto, es el Solsticio de Invierno, un momento que Magallanes celebra y disfruta sin importar el clima. Ayer para conmemorar este fenómeno astronómico, el cual marca el inicio de la estación más fría, se realizó un evento masivo en la Avenida Costanera del Estrecho con Croacia, sector de las multicanchas, en donde asistieron más de dos mil personas. La actividad, además, dio comienzo oficial a las Invernadas 2018.

Con una temperatura que bordeó los -1 grados Celsius, a partir de las 20 horas, el público disfrutó de diferentes espectáculos, programados para la ocasión. La velada se inició con las cinco candidatas a reina de las Invernadas, protagonizando un desfile de modas, que se desarrolló de forma seccionada durante todo el evento. Cada una de las jóvenes aspirantes al cetro de soberana invernal, exhibieron distintas tenidas para diversas ocasiones.

El sentir regional y el recuerdo de los pueblos originarios fue traído al escenario por el Coro Centenario y la Academia de Danza de Paz Solar, quienes con cantos y bailes, respectivamente, presentaron en conjunto la obra musical “Canto Selknam”, con la dirección de Luis Santana y los relatos del locutor de radio Juan Miranda. Las bailarinas por su parte, con fogatas en la playa, interpretaron una coreografía caracterizada e inspirada en los selknam. Los cantantes con sus voces, musicalizaron la historia del pueblo originario, entregando datos sobre su cosmovisión y eliminación de tierras australes.

La celebración culminó con la presentación de La Sonora de Tommy Rey, quienes prendieron la noche en la celebración por el solsticio de invierno. “La parabólica” fue la primera canción que interpretaron, haciendo que los presentes bailen tímidamente, pero con el paso de los minutos y el entusiasmo de los músicos sobre el escenario, la gente se olvidó del frío y se movió al ritmo de las icónicas canciones de la agrupación.