Necrológicas
  • Silvia Adelaida Benavides Muñoz
  • Enrique Aguayo Concha

Iván Antigual: “Mi idea es que la danza comience a tomar su espacio en la ciudad”

Por La Prensa Austral jueves 16 de enero del 2020
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

Luego de 20 años de trayectoria en Santiago, Ecuador y Argentina, retornó a Punta Arenas con la idea de potenciar la danza contemporánea en la región.

Anoche, en la primera jornada del Festival de Danza Contemporánea 53º70º, se realizó la última presentación de la obra regional “La voz del ostro”, de la agrupación Zur Vértice, y que contó con la dirección artística del coreógrafo invitado Iván Antigual.

Con una trayectoria de más de 20 años, en Santiago, esta puesta en escena marca su regreso a Magallanes, donde espera consolidar esta expresión artística, ya que además comenzó a trabajar con el Ballet Municipal, que también se presentó anoche en la primera jornada de este encuentro artístico, que se desarrolla en el Centro Cultural.

“Estuve mucho tiempo fuera de Punta Arenas. Me fui a estudiar danza y ahora estoy volviendo a la ciudad, reintegrándome. Primero me fui a estudiar a la Universidad de Chile, luego ingresé al Teatro Municipal de Santiago, estuve bailando, después me fui a bailar al Ballet Nacional de Ecuador, seguí en Buenos Aires y volví a bailar al Ballet Nacional hasta el año 2014”, resumió Antigual sobre su trayectoria.

Ahora, en este regreso, adelanta que “empecé a trabajar en el Ballet Municipal, y ahí estamos formando un elenco, impulsando la danza y la formación como tal para la profesionalización de la danza, porque hoy no existen escuelas que te entreguen esa posibilidad de poder tomarse la danza como una carrera. Las artes escénicas están más vinculadas a la música, el teatro y el circo, que ha tenido su auge; pero la danza ha estado un poco más alejada y por eso mi idea es que la danza comience a tomar su espacio en la ciudad, siendo que Magallanes ha sido cuna de muchos bailarines, pero que están todos afuera, entonces es muy difícil volver porque no existen los espacios. Los chicos vienen a ver a la familia y se van”, lamentó Antigual sobre esta dinámica que existe con los bailarines regionales.

Por eso, el coreógrafo agradeció la invitación de Zur Vértice para involucrarse en este proyecto de “La voz del ostro”. “Ellos me contactaron para hacer, primero unos talleres y así se generó este vínculo de participación más directamente, como invitado”.