Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Muestra de Cine Polo Sur Latinoamericano concluyó con reconocimientos a tres películas

Por La Prensa Austral jueves 4 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
211
Visitas

“El patrón” (Argentina) de Sebastián Schindel, “A Festa A Guerra” (Brasil) de Eduardo Carrau, junto a “Tánana” (Chile) de Alberto Serrano y Cristóbal Azócar, fueron galardonas con el Ñirre, premio que se entrega a las películas más destacadas del espacio.

La semana pasada la Décima Muestra de Cine Polo Sur Latinoamericano concluyó y con ello fueron elegidos tres ganadores y siete menciones honrosas. Si bien el espacio no entrega primer, segundo o tercer lugar, este año las películas que lograron adjudicarse el ñirre (galardón elaborado por Carlos Speake), -premio entregado a los trabajos cinematográficos más destacables- fueron “El patrón” (Argentina, policial y drama) de Sebastián Schindel, “A Festa A Guerra” (Brasil, drama y sátira) de Eduardo Carrau, junto a “Tánana” (Chile, documental cultura yagán) de Alberto Serrano y Cristóbal Azócar.

Un aspecto destacable de este espacio dedicado al séptimo arte, es que a cada ganador se le indica la razón por la cual fueron premiados, en el caso del filme trasandino, el acta señala “por plasmar la tortura psicológica, la avaricia y la corrupción de nuestra sociedad”, mientras que el trabajo audiovisual carioca detalla, “por retratar una realidad social desde la sutileza irónica” y finalmente la obra hecha en la tierra de Puerto Williams logró el reconocimiento “por documentar la lucha de una renegación manteniendo viva la costumbre de su etnia”.

Para seleccionar los filmes ganadores, se organizó un jurado conformado por  cuatro integrantes: Fabiola Pérez, camarógrafa en ITV Patagonia; Raúl Sonn, trabajador independiente ligado al cine; Constanza González, actriz; y Nicolás Lovretic, comunicador audiovisual.

Estos en conjunto dedicaron seis horas de observación en cada jornada, donde al final de día elegían las películas que más les gustaron, del modo de facilitar su búsqueda al momento de seleccionar a los ganadores. De igual forma, a pesar de la ardua dedicación estos dicen que la calidad de los trabajos audiovisuales ayudó a aligerar la carga de trabajo, ya que terminó siendo muy entretenido. Es por eso mismo, que no hubo mucho problema en escoger las mejores obras.

“Yo creo que lo más interesante fue la conexión que había entre las películas, la cultura latinoamericana se encuentra en varios puntos de similitud, saber y encontrar eso en reflejo de tu propia sociedad, fue lo que más me llamó la atención”, manifestó la actriz Constanza González.

Por su parte, Fabiola Pérez agregó que “lo más destacable de esta experiencia es el poder apreciar la diversidad de visiones artísticas y temáticas, pasando por demostrar la naturaleza de los lugares, hasta reflejar la realidad de sus respectivos países, incluido los conflictos sociales que aquejan a las personas”.

“Otro tema que fue importante y destacable, fue el rescate que se hizo con respecto a los pueblos originarios.  Hubo mucho aprendizaje, uno crece como persona con esto, con esta industria y los documentales que hacen, uno puede estar al tanto de manera detallada de lo que ocurre en Latinoamérica. Lo más importante, es rescatar que hay gente comprometida con la cultura, se está atreviendo a hacer cosas y es súper valorable, para que la gente se culturice y no solamente se deje llevar por lo que vende el cine norte americano e internet”, terminó reflexionando Raúl Sonn.

Los cuatros jurados concluyen que terminaron bastante sorprendidos por el nivel que presentaron los cubanos, cuyos trabajos denotan claramente un conocimiento vasto y que han sido capaces de mantener una línea, junto a un estilo que fue fácil identificar y asociar con la formación que se hace en Cuba. Con esto, invitan a las personas a que se aventuren con el cine y elaboren sus propios trabajos, ya que muchas veces es necesario ver lo que las personas tienen que decir.