Necrológicas
  • María Antonieta Pérez Díaz

Obra del Ballet Nacional Chileno evoca el sentimiento oceánico

Por Agencias martes 4 de junio del 2019

Compartir esta noticia
69
Visitas

“La cura para todo es siempre el agua salada: el sudor, las lágrimas o el mar”. Esta frase de la escritora danesa Isak Dinesen es la que marcó al coreógrafo Alex Soares para iniciar el proceso creativo de “Maradentro”, obra con la que debutará en el país junto al Ballet Nacional Chileno.

Según cuenta El Mostrador, la nueva creación, que trae de regreso a la compañía capitalina con una pieza inspirada en el agua, sin embargo, Soares aclara que “no quería que fuera utilizada sólo como lluvia, río o algo de ese estilo”.

De este modo, la cita de Dinesen le hizo pensar en el llamado “sentimiento oceánico”, término planteado por Romain Rolland y luego profundizado por quien es considerado padre del psicoanálisis, Sigmund Freud. El concepto hace referencia a la percepción de que las fronteras entre el individuo y el mundo se diluyen por un instante.

“Creo que todas las personas experimentan alguna vez esa sensación de ser parte de un todo, de algo mucho más grande”, explica el coreógrafo.

Añade que luego conectó “la idea del agua salada con el mar que habita dentro de todos nosotros”, y que la obra trata sobre el punto anterior, pero “también sobre el intercambio energético que hay entre dos personas. Además, nuestros cuerpos contienen mucha agua, lo que sin duda también nos mueve”.

Coreógrafo y videomaker, comenzó su proceso creativo en el Ballet de Sao Paulo, donde aún es parte del cuerpo de bailarines. Estudió también film-making, con el propósito de usar su conocimiento en su producción escénica y en la creación de video-danzas. Así, las imágenes serán también parte importante de su obra.