Necrológicas
  • Carlos Warner
  • Filomena Cárcamo
Pablo Vargas Zec, uno de los autores del libro “Carlo de Gavardo. Abriendo Ruta”

Pablo Vargas Zec: “Carlo de Gavardo fue un precursor súper importante en la historia del deporte chileno”

Por Cristian Saralegui domingo 29 de noviembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
350
Visitas

El periodista magallánico, junto a su colega y amigo Felipe Hurtado, prepararon en menos de tres meses la biografía del fallecido piloto, que fue presentada con gran éxito en la Feria del Libro de Santiago.

El 4 de julio hubo dos momentos que remecieron al deporte chileno. El positivo: Chile conquistaba por primera vez la Copa América de Fútbol. Pero ese día, junto a la alegría que invadió al país, en paralelo se lloraba la muerte de Carlo de Gavardo, el piloto que con su ejemplo y trayectoria hizo conocido el rally cross country, a bordo de su moto, siendo un pionero en la competencia del rally Dakar, que se corría entre Francia y Africa antes de llegar a Sudamérica.

Ese camino que De Gavardo comenzó a recorrer a fines de la década de los ’90 fue seguida de cerca por los periodistas Pablo Vargas Zec y Felipe Hurtado, los que tras la repentina muerte del piloto, decidieron rendirle un homenaje a través de la escritura de su biografía. Así, en menos de tres meses, apareció “Carlo de Gavardo. Abriendo ruta”, un texto de 21 capítulos y 300 páginas, que fue presentado en la Feria del Libro de Santiago, el 8 de noviembre.

Vargas Zec es magallánico y aprovechando una breve visita a Punta Arenas, contó detalles del proceso de este libro, que pone en el sitial que corresponde a una de las figuras del deporte nacional. Además, el periodista es autor del apodo de “Cóndor de Huelquén”, que acompañó por siempre a De Gavardo.

“Había mucho de reporteo que hicimos estos 17 años cubriendo a Carlo. Yo empecé el 98, Felipe el 99-2000, así que teníamos gran parte de la época más relevante de la trayectoria de Carlo. Tuvimos mucha facilidad para acceder a los amigos y la familia, puntualmente su papá Giorgio es un personaje clave en la trayectoria de Carlo, entonces contar con él fue súper importante. Siento que quedó bien redondito el libro, me gusta destacar que no es necesariamente para la gente que le gustan las tuercas o el deporte, siento que hicimos una buena biografía de un personaje que es bien transversal”, partió explicando Vargas Zec.

Para el periodista, más allá de lo estrictamente deportivo, está el ejemplo de Carlo de Gavardo como persona, especialmente, “en un periodo en el que ves todos estos escándalos de corrupción, tener un personaje que nunca privilegió el resultado y que siempre hizo las cosas correctas, que siempre hizo el bien. En ese sentido es un personaje que con las patas y el buche se fue a Africa, y en el fondo esos primeros Dakar fue aprendiendo y él nunca fue egoísta para con las generaciones posteriores: “Chaleco” López, Pablo Quintanilla, Jeremías Israel, hoy existen en el Rally cross country y son figuras importantes del rally, gracias a Carlo. Entonces cuando uno habla de emprendedores lo asocia a empresarios o pioneros, pero este es un personaje que efectivamente fue un pionero, un emprendedor, pero con las mejores armas siempre, y eso es lo lindo de su historia”.

En la biografía aparecen detalles desconocidos de De Gavardo, por ejemplo, la mala relación que tenía con su hermano mayor. O cuando en el año 2006, le “robaron” el título del Dakar, por unas penalizaciones sospechosas. También se encuentra el testimonio del piloto mongol a quien De Gavardo salvó en una edición del Dakar.

Asimismo, se aborda la importancia que tuvo el “Cóndor de Huelquén” para la llegada a Sudamérica del Rally Dakar, aunque hace pocos días, el director de la prueba, el francés Etienne Lavigne lo negó.

Sin embargo, para Pablo Vargas Zec, no hay dudas: “Carlo no fue una figura clave en términos de la organización del Dakar, pero sí hay aspectos que el francés no omite, pero obvia al menos. A partir de Carlo hay dos o tres sucesos. El primero y fundamental es que los franceses se enteran que existe el desierto de Atacama, y el que diga lo contrario, miente”. Además, entre 2005 y 2007 hubo dos carreras a las que los organizadores del Dakar asistieron, y donde comenzó a ‘cocinarse’ el arribo de la competencia.

Por lo mismo, la expresión tuerca “abriendo ruta” se aplica perfectamente a la trayectoria de Carlo de Gavardo, porque tal como lo recalca el coautor de la biografía, “tiene que ver con su condición de pionero, de emprendedor, de maestro para las nuevas generaciones, con este rubro que abrió, porque el rally cross country antes de Carlo no existía, también abrió ruta, porque por una eventualidad de la vida, decidió ir a correr el Dakar cuando se sentía retirado y pensó en ir porque se la ofreció un amigo que se encontró cuando esperaba micro. Fue un pionero y abrió ruta en todo: en su forma de prepararse, de encarar su relación con los medios, los auspiciadores, entrenar, trabajar. Carlo de Gavardo es un precursor súper importante en la historia del deporte chileno”, concluyó Pablo Vargas Zec.