Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Película “Genoveva” lanza videoclip musical y aborda los prejuicios hacia el mundo mapuche

Por Agencias domingo 19 de julio del 2015

Compartir esta noticia
149
Visitas

Anita Tijoux ensaya una canción a baja voz. Está frente a un micrófono en un estudio de grabación. El músico y productor Camilo Salinas afina los últimos detalles técnicos. La canción comienza y veremos a la cantante con atuendos mapuches junto a una galería de fotografías, postales sureñas e imágenes del conflicto de la Araucanía.

Así comienza el videoclip de “Canelo Sagrado”, disponible ahora en internet y parte fundamental del documental “Genoveva”, que se estrenará el 6 de agosto en todo Chile. Será en el marco del importante programa Miradoc, concebido para distribuir el documental nacional en el país.

En él, la documentalista Paola Castillo (“La última huella”, “74m2”, “Allende mi Abuelo Allende”) descubre, a través de una fotografía, la existencia de una olvidada bisabuela mapuche. Será el punto de partida de un íntimo relato en la que la realizadora le cuenta a su propia hija, Matilde, detalles sobre sus orígenes, sin dejar de develar los prejuicios que existen hacia el mundo indígena.

Ana Tijoux no sólo es autora de la canción, sino que también participó en escenas del documental recreando distintas imágenes que representan el imaginario mapuche, y que forman parte del video clip “Canelo Sagrado”.

“Fue una experiencia muy gratificante y la oportunidad de poder reunirme con Anita lo que siempre es un agrado, ya que la última vez fue durante la grabación del documental años atrás”, destaca la documentalista.

Parte del guión

A diferencia de otras películas en las que los videoclips funcionan como material promocional, la canción de Tijoux fue fundamental para el proceso de creación de “Genoveva”.

“La canción fue siempre una parte importante del guión, siempre supimos que queríamos hacer una canción y que la letra de esa canción recogiera el espíritu de la película”, cuenta Castillo. “El trabajo creativo partió contándole a Anita el lugar que tenía dentro de la estructura del documental y cómo estaba muy unida al tema de dar una valorización, un reconocimiento a nuestras raíces mapuches en este caso . La canción está dirigida a mi hija, que viera la importancia de tener una historia y, que sus ancestros están en su memoria y que tenemos una raíz común, pese a que en su físico no hay nada que indique un mestizaje. Le expliqué eso a Anita, le pasé unas ideas bases de lo que yo quería transmitir y ella rescató el espíritu y así armó la letra. Y la canción se terminó de crear con la colaboración de Camilo Salinas”.

La cineasta agrega que el videoclip “es una idea sencilla. Son imágenes de la grabación de la canción en el estudio que dialogan con momentos de la película sobre la representación del mundo mapuche. De alguna forma develar cómo se grabó la canción, juega un poco con el tratamiento del documental que plantea que gran parte de la relación que hemos construido con los mapuches vienen de imágenes creadas e intervenidas por otros, no por ellos, con los prejuicios que eso encierra”.

Por toda esta coherencia creativa, el video plantea -desde la música- los temas e inquietudes que la película aborda.

“Es una invitación a escuchar la letra”, señala Castillo. “A cuidar desde lo simple y cotidiano nuestra historia. Por otra parte, es una invitación a entender que la identidad va más allá de si tenemos rasgos comunes o nos parecemos físicamente. Tiene que ver con un reconocimiento, con una vivencia común y un sentir común. Es reconocer nuestro mestizaje con el pueblo mapuche, un mestizaje que lamentablemente hasta hoy está impregnado de prejuicios, luchas y conflictos”.