Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Película nacional inspirada en el llamado Caso Larraín debuta el 1 de septiembre

Por Agencias miércoles 3 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
154
Visitas

Poco después de que el llamado Caso de Martín Larraín remeciera a la opinión pública, el realizador chileno Alejandro Fernández Almendras (“Huacho”, “Matar a un hombre”) anunció su interés por realizar un largometraje inspirado en los hechos. Para ello invitó a posibles inversionistas a apoyar el proyecto a través del Crowdfunding. Ese fue el origen de “Aquí no ha pasado nada”, película que tuvo su estreno internacional en el importante Festival de Sundance.
Tras un exitoso recorrido por el mundo, se estrenará en salas chilenas el próximo 1 de septiembre.
La cinta, protagonizada por Agustín Silva (“La nana”), acontece en un balneario donde veranea la gente más poderosa de Chile, un mundo frío, superficial, triste y complicado, el de los empresarios, los políticos. En este contexto, Vicente es acusado como responsable de un accidente del cual no sabe nada ¿Quién lo acusa? un amigo, respaldado por los abogados de su poderosa familia.
El elenco está compuesto también por Alejandro Goic, Paulina García, Luis Gnecco, Samuel Vicuña y Augusto Schuster.
Alejandro Fernández Almendras cuenta que “quería mostrar cómo se relaciona el 5% más rico de Chile con gente que no lo es. Es impresionante pensar que a ese porcentaje del país no lo puede tocar ni la ley”.
El cineasta destaca también el sistema de financiamiento del filme. “El proyecto es innovador desde su origen. Para no depender de fondos hicimos una gran campaña de crowdfunding. Esto nos obligó a interesar a la gente y a potenciales espectadores con una historia atractiva, actores de calidad, y apuntar a entretener con una historia relevante y de la cuál todo Chile ve que se repiten una y otra vez, con distintos nombres y escenarios. De esta forma la financiamos principalmente con aportes internacionales pero con decenas de aportes de espectadores que creían en el atractivo del proyecto”.
Mientras que para Augusto Matte, productor ejecutivo de la película, reafirma lo interesante del proyecto y destaca que “nos pareció muy atractivo en Chile porque no habla de un solo caso, sino de una elite que vive como en una realidad paralela, donde no existen consecuencias por sus actos y el reflejo de eso, es lo que vemos en todos los casos de corrupción y malas prácticas. Es un retrato emocionante y sorprendente de ver para un espectador”.