Necrológicas
  • Alejandro Jorge Plastic Barría

Pianista Pilar Delgado mostró su consolidada trayectoria con concierto en el Teatro Municipal

Por La Prensa Austral miércoles 19 de junio del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

A pesar de que solamente tiene 16 años y que aún viste uniforme escolar, Pilar Delgado Avila ya es una experimentada artista dentro de la escena cultural magallánica. Siendo apenas una pequeña niña llamó la atención por su dedicación y talento, llegando a tocar ante el Presidente Sebastián Piñera, durante su primer mandato, y también en territorio antártico, en las bases Julio Escudero, del Inach, y Bellinghausen, de Rusia.

Once años lleva estudiando Piano Superior en el Conservatorio de Música de la Universidad de Magallanes, siempre bajo la dirección atenta del maestro Sergio Pérez Bontes, aprendizaje al que se suman sus ya cuatro años de formación e interpretación en la Fundación Pianos para Chile, con el maestro Alexandros Jusakos Mardones.

La estudiante del Colegio Británico viene de participar este año, del Foro Pianístico Internacional Bieszcady Sin Fronteras, en Polonia, donde fue reconocida con el premio del Presidente de la República de Polonia, Andrzej Duda.

Ello le ha permitido participar en numerosos concursos: Claudio Arrau; ALAPP, organizado por la Universidad Andrés Bello; Rachmaninov en Salvador de Bahía, Brasil; y “Toca el cielo”, organizado por radio Beethoven, donde obtuvo el premio a Mejor Interpretación en piano de la obra “Doce piezas ondulantes”, del compositor Andrés Maupoint.

Todo ese bagaje presentó ayer Pilar Delgado, en un concierto realizado en el Teatro Municipal “José Bohr”, donde ejecutó ocho piezas: “Prelude” y “Clair de lune”, del conjunto de obras “Suite Bergamasque” de Claude Debussy; “Nocturno en Do Menor Nº 1 opus 48”, “Fantaisie Impromptu opus 66” y “Estudio opus 10 Nº 5”, de Fréderic Chopin; “Invierno porteño” de Astor Piazzolla, donde fue acompañada por Nicolás Antiñanco en violín y por Carlos Levicoy en cello. También formó parte del repertorio “Juegos de agua”, de Maurice Ravel y “Preludio en Do Sostenido Menor opus 3 Nº 2”, de Sergei Rachmaninoff.