Necrológicas

Productor artístico del Festival en la Patagonia acusa “intencionalidad política” en las críticas a su gestión

Por La Prensa Austral martes 28 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
564
Visitas

Lorenzo Marusic fue el encargado de la puesta en escena del certamen folclórico, que tuvo artistas como María José Quintanilla, Jorge Rojas, Los Vásquez e Illapu. Concejales y otras personas cuestionaron los gastos para ciertos números estelares y la contratación de empresas de otras regiones para la coordinación técnica del evento.

David Fernández

dfernandez@laprensaaustral.cl

María José Quintanilla, Jorge Rojas, Los Vásquez e Illapu fueron algunos de los artistas que dieron vida al último Festival Folclórico en la Patagonia, el cual finalizó este fin de semana recién pasado. La empresa encargada de la producción del espacio musical fue ITV Eventos, la cual es liderada por Lorenzo Marusic Kusanovic.

Este año el productor tuvo que escuchar críticas con respecto al costo de ciertos artistas y la decisión de contratar empresas fuera de la región, para la implementación técnica del festival. La Prensa Austral conversó con el profesional, quien explicó cómo se fue gestando toda la situación.

– ¿Qué sensación le dejan las críticas hechas a su gestión respecto a la producción del Festival Folclórico en la Patagonia?

– “Hay cosas que me parecen erradas y no pueden ser. Aquí varios medios de comunicación se dieron el lujo de enlodar mi nombre y dar noticias totalmente falsas, datos falsos, números totalmente errados y nadie me llamó para preguntarme. Dentro de esto incluyo a los concejales, ningún concejal y periodista me llamó para preguntarme si era verdad el costo total de traer a Jorge Rojas o por qué se llegó a esa cifra”.

“Me estuve agarrando la cabeza por las mentiras que estaban diciendo, no correspondían a la verdad, nunca nadie me llamó a mí, que soy el involucrado. Algunos me identificaron con nombre y apellido, como la concejala Verónica Aguilar”.

“Yo estoy de acuerdo con que los periodistas deben investigar y hacer sus llamadas correspondientes, pero no me parece que hagan llamadas a personas vinculadas al mundo del espectáculo, con una identidad falsa diciendo que quieren a un artista para Curicó o Antofagasta, para conocer los precios. ¿Por qué no dicen la verdad?, el único que siempre fue transparente fue el concejal Arturo Díaz, él siempre hizo sus consultas con su nombre y cargo por delante. Eso no lo hicieron ciertos periodistas ‘afamados’”.

– ¿Cómo inicia todo este proceso de explicación y transparencia de los costos?, me refiero antes de que se hagan las votaciones en el Concejo Municipal

– “A mí el alcalde de la comuna me encargó presentar una posible parrilla para el Festival Folclórico en la Patagonia. Yo en el mes de marzo la tenía lista. Debo admitir algo, yo no le fui leal al alcalde, porque consideré que la presidenta de la comisión de Cultura, la concejala, Verónica Aguilar, debía saber primero. La llamé y fue a mi oficina, yo le presenté a ella mi propuesta, fue la primera. Ahí no salía especificado los precios, pero sí los artistas que proponía en base a mi conocimiento. En eso lo único que me cuestionó fue a los Los Huasos Quincheros, yo los había puesto porque era interesante verlos completos por última vez, ya que Benjamín Mackenna se jubiló este año. Lo demás que estaba en la propuesta, fue aprobado. El hecho de que Aguilar supiera primero la propuesta hizo que la concejala, Daniela Panicucci, se mostrara molesta por la situación, de hecho se lo hizo ver en la comisión de Finanzas”.

“En la comisión de Finanzas di a conocer todos los detalles de gastos a los concejales, les leí todos los números, de todos los artistas. La única duda manifestada fue por parte del concejal Arturo Díaz, quien consideró muy caros los 28 pasajes de María José Quintanilla, los cuales costaron $199 mil cada uno. Yo expliqué que el precio va aumentando, a medida que el avión se va llenando. Lo otro también es cuando se compran con maletas, eso, entre otras cosas, hizo que el precio se elevara. Nadie más cuestionó los valores que yo di”.

– ¿Qué factores hicieron que el costo de Jorge Rojas llegara al precio de $75 millones?

– “Jorge Rojas costó 45 mil dólares ($29.646.000, cambio actual). A eso se agregan los pasajes, que de los 17, habían cuatro que venían en categoría Business, desde Buenos Aires a Santiago y después Santiago Punta Arenas. Luego hay que agregar el costo el hotel, después las comidas, que fueron de dos días, están las visas y transportes necesarios”.

“De todo lo que dije antes, el productor gana un 10%, yo puse a todos los artistas ese mismo porcentaje. Aparte de eso, cuando se hacía la suma final, por ejemplo, $40 millones, de ahí se saca el 10%, que se lo lleva la empresa que presta el nombre del convenio marco, eso no queda ni para mí y no es de la municipalidad. Sí, esto encarece los precios, pero hay una orden de la Contraloría manifestando que no se puede hacer trato directo y había que hacerlo a través del convenio marco”.

“Ese es un 10% que se gasta y en Punta Arenas no hay ninguna empresa de espectáculos, puedo asegurarlo, y lo doy firmado, no hay compañía de espectáculos regional que tenga convenio marco”.

– Para conocimiento de todos, ¿me puede explicar en qué consiste el convenio marco?

– “El convenio marco consiste en que el portal de ChileCompra contrata a una empresa para que en diferentes rubros dicha empresa, el Estado, la pueda contratar de forma directa. Entonces esta empresa que yo contrato que es de Valdivia, tiene convenio marco para los servicios de sonidos e iluminación, para el servicio de artistas, para el de seguridad y para el de muchos otros”.

– Veo que sigue un poco molesto por todo.

– “Es que se dan estas cosas y considero que algunas son inauditas, como que la presidenta de la comisión de Cultura quiera boicotear el festival. Ella votó en contra sabiendo la parrilla, costo de la logística y las necesidades técnicas especiales de cada artista. También me parece mal que no esté informada de los requisitos que necesitan los artistas y que se dedique a dar un discurso populista, en el sentido de cuestionar la razón por la cual no se le da trabajo a las empresas regionales. Las compañías magallánicas no están capacitadas para realizar ese trabajo y las veces que lo han hecho, en conjunto con otras, ha sido un desastre. Todos los festivales del año 2016 para atrás, siempre los medios de comunicación terminaban hablando de la hora y el sonido”.

“Cuando me pidieron hacerme cargo me pidieron tres cosas, no terminar tarde, tener buen sonido y realizar el pago oportuno. Yo puedo asegurar que hoy (ayer lunes), todos los artistas están pagados. Eso tiene una garantía a futuro y genera confianza”.

– ¿En comparación al año pasado y otros grandes eventos producidos, había tenido tantos malos comentarios y situaciones que pusieron en duda su labor como productor?

– “Yo me dedico a esto hace mucho tiempo y hago producciones en varias municipalidades del sur de Chile, principalmente. Nunca había tenido un problema, el año pasado no hubo problemas, se gastaron $15 ó $20 millones menos. Este año yo no tengo ninguna duda que el Festival Folclórico en la Patagonia se transformó en una manipulación política, orquestado por alguien que sabe, algún operador, y que usaron a algunas autoridades y medios de comunicación para lograr sus objetivos personales. Esto fue netamente para mí, un problema político que de paso afectaron la honorabilidad de un grupo de personas que estaba haciendo su trabajo. Yo hago mi trabajo, soy un profesional de espectáculo y exijo respeto porque lo que hago trato de hacerlo bien”.

– En base a toda esta situación, ¿se está replanteando el hecho de volver a producir el festival el próximo año?

– “Todo está muy tenso por el momento, estoy seguro que en este estado podría emitir una opinión que quizás mañana me arrepienta. Hay que dejar las cosas pasar, pensar de donde vienen y si uno tiene la tranquilidad de actuar bien, no hay por qué temer. Yo creo que la realización del festival fue un éxito y eso es lo que queda al final”.

“Tenemos que evaluar, pensar y conversar con calma, todavía queda tiempo, pero indudablemente que todo esto lo hace a uno pensar”.