Necrológicas
  • Adela Guzmán de Labbe
  • Nacho Chamorro Díaz
  • Tegualda Pascuala Paillán Cheuquepil
  • Jorge Plaza Oyarce
  • Luis Armando Soto Cárdenas
  • Juan Toledo Barría
  • Elena Contreras de Fierro
  • Rosa Edith Montaña Torres

“Roma” y Rami Malek lideraron en los premios Bafta y cimientan su camino al Oscar

Por La Prensa Austral martes 12 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

La muy personal “Roma”, del mexicano Alfonso Cuarón, se coronó como gran ganadora sorpresa de los premios del cine británico, un hecho sin precedentes para una película distribuida por la plataforma Netflix, que robó el protagonismo a “La Favorita”.

Contra todo pronóstico, esta cinta hablada en español y un dialecto indígena, que transcurre en el turbulento México de los años ‘70, se alzó con los premios a Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Fotografía para Cuarón, y Mejor Película de Habla no Inglesa en una ceremonia celebrada en el Royal Albert Hall de Londres.

“Estoy de verdad muy conmovido por el hecho de que esta película tenga tal recibimiento”, dijo con voz temblorosa un Cuarón de enorme sonrisa y visiblemente emocionado.

Rodeado de todo su equipo, dio las gracias a “Netflix por tener la fe y el valor de respaldar una película en blanco y negro sobre una empleada doméstica, subtitulada del español y el mixteco, y llevarla a las audiencias de todo el mundo”.

Desde su estreno en noviembre, la cinta ha estado acompañada por la polémica debido a su producción por Netflix, a quien los estudios tradicionales criticaron por haberla distribuido masivamente en internet y de forma muy limitada en las salas de cine.

“El color específico de esta película es México y quiero agradecerle a México”, agregó Cuarón.

Filmada en blanco y negro, “Roma” relata la historia de las dos mujeres que marcaron la infancia del cineasta: su madre, en pleno proceso de separación de su marido, y una joven empleada doméstica de origen indígena, embarazada tras sus primeras experiencias sexuales.

A través de las dos mujeres -interpretadas por Marina de Tavira y Yalitza Aparicio respectivamente- la película ofrece un profundo retrato de los conflictos domésticos y las jerarquías sociales de la época en México.

“Obviamente no hubiese podido hacer mucho sin las increíbles interpretaciones” de las dos actrices, afirmó Cuarón.

Globalmente aclamada desde su lanzamiento, “Roma”, y de su mano Netflix, ganaron velocidad en su carrera hacia los Oscar, que se celebran dentro de dos semanas y en los que figura entre las favoritas con 10 nominaciones.

Triángulo amoroso
y político

La película mexicana robó el protagonismo a la comedia histórica británica “La Favorita”, del cineasta griego Yorgos Lanthimos, que partía como favorita, valga la redundancia, y durante la velada había ido acumulando galardones hasta sumar siete.

Su protagonista, la actriz británica Olivia Colman, se alzó con el premio a la Mejor Interpretación Femenina por su espectacular encarnación de una neurótica reina Ana de Inglaterra (1665-1714).

“La Favorita” es una tragicomedia, ambientada en la Inglaterra del siglo XVIII, en la que una confidente y una cortesana se disputan los favores de la monarca. Formando un triángulo amoroso teñido de ambiciones políticas, entre las tres mujeres se acaba instalando un juego perverso de influencia y manipulación.

Ambas actrices secundarias, Emma Stone y Rachel Weisz estaban nominadas pero el premio fue a manos de la segunda.

La cinta fue también premiada con el Bafta al Mejor Guión Original y con premios por sus trabajos de vestuario, maquillaje, peinado y diseño artístico.

“Estamos pasando una noche increíble ¿no? Nos vamos a emborrachar tanto después”, dijo una nerviosa Colman, que propuso compartir el premio con Stone y Weisz garabateando sus nombres en él.

En el apartado masculino, el Bafta al Mejor Actor se lo llevó Rami Malek por su encarnación del Freddie Mercury, cantante de Queen, en “Bohemian Rhapsody”.

Este filme sobre el mítico grupo de rock británico ya le había valido a Malek varios premios, incluyendo un Globo de Oro y un Screen Actors Guild Award, considerados como indicadores de cara a los Oscar, que tendrán lugar el 24 de febrero.

“Cuando empecé a preparar el papel de Freddie Mercury me preguntaba si estaría a la altura. Es una inmensa responsabilidad pero una responsabilidad que tenía que asumir”, había dicho el actor estadounidense. “No se trata de imitar a Freddie, sino de entender porqué hacía lo que hacía”, señaló.