Necrológicas
  • Juan Enrique Ruiz Mayorga
  • Eva Florentina Pérez Muñoz
  • Eliana Vicenta Jercic Giner
  • Alisson Hutt Fontt

Taller de creación con tecnología portátil busca acercar a jóvenes a la experimentación sonora

Por La Prensa Austral martes 30 de abril del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
218
Visitas

“Sonidos portables, taller de arte sonoro con tecnología móvil para jóvenes”, lleva por nombre un nuevo proyecto del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes (Fondart 2018), que se inició ayer en el Liceo Luis Alberto Barrera, y que está dirigido a estudiantes de tercero medio. Esta iniciativa es encabezada por el destacado dúo electrónico regional Lluvia Acida, y tiene entre sus objetivos, acercar alumnos de este establecimiento a experimentar con sonidos a través de las nuevas tecnologías, como son celulares smartphone, tablet o computadores portátiles.

Uno de los que dicta este taller, que tendrá una duración de cinco clases, es el músico Rafael Cheuquelaf, quien comentó que una de las ideas centrales de esta propuesta es trabajar a partir de la reflexión de los sonidos, no necesariamente musicales. “Este no es un taller de música, es un taller de experimentación sonora. Esto significa que vamos a estudiar los fundamentos del sonido y cómo la electrónica y la tecnología nos permiten manipular el sonido o grabar ambientes para crear obras sonoras, no necesariamente musicales, sino el sonido como material”, describió.

Entre otras de las propuestas para las clases que se dictarán durante todo mayo se encuentra el abordaje del estudio, tanto teórico como práctico, del análisis científico de la sonoridad. “Vamos a hablar del sonido como fenómeno físico y realizar algunos experimentos sobre resonancia, también abordaremos el tema de las frecuencias y lo importante que estas son como experiencia sonora cotidiana. La idea es reflexionar un poco sobre cómo el sonido de alguna manera influencia gran parte de nuestra percepción”.

El otro miembro del dúo Lluvia Acida y parte de este nuevo proyecto es el músico, Héctor Aguilar, quien explicó que la idea general del taller es, más allá de la teoría, poder demostrar los fenómenos físicos de una manera lúdica, donde los estudiantes puedan ver reflejado, en experimentos, lo que van a teorizar durante las clases. “El objetivo también es que ellos puedan tener herramientas para poder desarrollar con sus dispositivos móviles una complementación a un trabajo musical que se hace aquí en el liceo”.

Por otro lado, Aguilar, complementó que esta idea se enmarca en una búsqueda que han venido realizando como dúo Lluvia Acida, con el objetivo de promover la música electrónica a nivel regional. “En el fondo, la idea de este proyecto es cumplir un sueño que hemos tenido con Rafael hace muchos años, que es crear una nueva generación de músicos que vea en la electrónica como una forma de interpretación musical, ya que es sabido que tenemos una escasa escena en la Patagonia y por eso queremos ser parte de la motivación o el despertar de la chispa creativa dentro de la música que tiene que ver con nuevas plataformas”.

Otro de los puntos interesantes de esta propuesta es que está orientada a los estudiantes de tercero medio del  área humanista del Liceo Luis Alberto Barrera, pertenecientes al electivo de música que se ha instaurado este año por primera vez en el establecimiento. Al respecto, el profesor de educación musical del liceo, Fernando Alarcón, manifestó: “Creo que es una excelente idea y es llevar la educación también al siglo XXI, debido a que este siglo se destaca el uso de los dispositivos móviles, entonces darle un uso más allá del divertimento, es encontrar una nueva herramienta de educación y eso me parece muy importante”.

Cabe destacar que esta es la primera vez que se realiza este proyecto de experimentación sonora y los dos artistas a cargo plantearon que la idea es expandirlo a otros establecimientos educacionales de la región. El taller culminará  con una presentación abierta a la comunidad en el Espacio Comunitario La Idea, el viernes 7 de junio.