Necrológicas
  • José Arturo Olavarría Velásquez
  • Víctor Serón Nail
Iniciativa del Festival Cielos del Infinito

Tres puntarenenses se capacitaron en el Centro Cultural Gabriela Mistral

Por La Prensa Austral jueves 7 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
103
Visitas

Durante el mes de enero tres jóvenes magallánicos viajaron a Santiago a capacitarse en trabajo técnico de iluminación, sonido y montaje entre otros, gracias a un convenio de cooperación firmado por el Centro Cultural Gabriela Mistral (Gam) y el Festival de Artes Cielos del Infinito. El objetivo principal fue adquirir conocimientos acerca del trabajo técnico que se realiza detrás de las obras de teatro y el manejo de los equipos necesarios para este tipo de producciones.

Uno de los jóvenes que tuvo la oportunidad de vivir esta pasantía fue Juan Garcés, el cual es topógrafo de profesión pero hace años trabaja en la producción del festival de teatro que se realiza una vez por año en la región. “En mi percepción fue una experiencia genial, porque además es la primera vez que se hace esta actividad de mandar gente a este tipo de capacitaciones, igual espero que se vuelva a repetir con otros jóvenes, por que hay bastante gente interesada en aprender. Creo que dentro de la región sobre todo es bastante útil”, comentó en su regreso Garcés.

También Juan Garcés sostuvo que durante el viaje tuvieron la posibilidad de conocer otros espacios de capacitación en Santiago y Valparaíso. En este sentido contó: “también estuvimos en el Espacio Checoslovaquia, que es algo similar al Gam, pero es un grupo de personas que son ya parte del festival (Cielos del Infinito). Luego de eso viajamos a Valparaíso a un lugar que se llama taller El Litre y allí igual estuvimos trabajando con técnicos”.

Otro de los jóvenes puntarenenses voluntarios del Cielos del Infinito es Bastián Gamboa, de 19 años. El, junto a Juan Garcés y Angel Flores, también participó de esta experiencia que se realizó por primera vez con personal del festival de esta región.  “Llegué con pocos conocimientos, ya que en el festival era voluntario nada más y no habíamos tenido la oportunidad de hacer una capacitación técnica. Esto me dio la seguridad de montar los equipos, saber sus respectivos nombres, en realidad cosas que antes no manejaba muy bien”.