Necrológicas
  • Alexis Cristián Mancilla Mora
  • Pedro Rusmir Vukovich Covachich
  • Fresia Roa Zenteno
  • María Orlanda Hernández Uribe

Victoria Leal Gómez, ilustradora con grandes sueños: “Mi meta es hacer carrera y convertirme en escritora”

Por La Prensa Austral martes 21 de junio del 2016

Compartir esta noticia
519
Visitas

La joven ha escrito tres libros: “Velzen”, “Morbo Stigma” y “Plegaria por justicia”. Actualmente trabaja en un proyecto
que contempla 12 ó 13 libros y paralelamente espera respuesta de editoriales españolas para trabajar en conjunto.

David Fernández

Victoria Joelyn Leal Gómez tiene 27 años, es escritora y dibujante autodidacta. Nació en Punta Arenas, y estudió en el Liceo Experimental Umag. Desde los 4 años que sabía bien a lo que se quería dedicar, al momento en que tomó un lápiz y comenzó a dibujar, para posteriormente, inspirada en los cuentos de niños, escribir e iniciar pequeños proyectos consistentes en la realización de textos con sus propias ilustraciones.

La joven actualmente ha tomado un camino que la lleve a consolidarse profesionalmente. Es por ello que se motivó a viajar hasta España para mostrar su trabajo, lo cual felizmente rindió sus frutos logrando contactos e interés de algunas editoriales del país, gracias a sus libros “Velzen”, “Morbo Stigma” y “Plegaria por justicia” (publicado en Chile por editorial Forja).

Mientras espera que dentro de los próximos meses le den una respuesta a sus proyectos, Victoria Leal hizo un balance de su viaje, además de compartir sus proyecciones y sueños en su promisoria carrera literaria.

-¿Cómo calificas los escritos y dibujos que realizas?

“Yo siempre abarco mucho lo que es la fantasía y la ficción, me gusta transportar al lector a un sitio diferente, como más onírico. Todos los libros comparten un hilo conductor, porque a fin y al cabo es una sola historia repartida en 12 ó 13 libros”.

-Háblame un poco sobre esos libros, un resumen de la historia que estas preparando.

“El proyecto en el que estoy trabajando es una historia que avanza en el tiempo, partiendo con una génesis del planeta Tierra, en donde unos supuestos dioses vienen a hacerla habitable, y habiendo terminado su trabajo, después se van. En los siguientes textos se habla sobre los problemas que causó la partida de los dioses, ya que se fueron llevando todo el conocimiento que no alcanzaron a impartir y que sólo algunos de los humanos saben de qué va toda esta situación.

“Los que conocían el escenario completo fueron escondiendo esta sabiduría, dejando a los demás desentendidos de la verdad. Estos eventualmente comienzan a crear sus propios reinos y con ello las guerras para buscar la verdad y las personas con este conocimiento. Desde el libro dos hasta el ocho, son puras pugnas de poder, además de algunos intentos por parte de los dioses, a través de sus mensajeros, por evitar que la humanidad se descarrile.

A partir del libro 12 o quizás 13, los humanos igual se salen del marco y empiezan a descubrir los secretos con los cuales los dioses los habían creado, dándose cuenta que la vida no es tan sagrada, perdiendo el respeto a cómo están hechas las personas y así empieza la era de las maquinas, los clones y otras cosas más, en donde sus creadores quedan diciendo ‘¿pero qué están haciendo?’. Ya en el último libro los dioses terminan volviendo, y debido que para ellos los humanos son una especie de experimento, se llevan aquellas que consideran más evolucionados para hacer otra raza en otro lugar”.

-¿Cuánto tiempo llevas dedicada a esto?

“Este es un proyecto que comencé a tomarlo en serio en el liceo y la verdad los libros los voy escribiendo en desorden, porque la historia la tengo clara y por el momento me ha servido, ya que llevó terminados unos seis libros, eso sí, aún falta ilustrarlos”.

-¿Por qué fantasía y ficción?, ¿qué fue lo que te llamó la atención de este género?

“Yo diría que inició cuando empecé a estudiar historia universal en el colegio. Me gustaron mucho los dioses griegos y fui investigando más en detalle sobre otros, quedándome finalmente con la mitología egipcia, la que se convirtió en mi favorita. Una cosa llevó a la otra, y comencé a leer sobre dioses para después de culturas, leyendas y ahí sin querer se van hilando cabos, en donde van naciendo historias nuevas basadas en esas mismas mitologías”.

-Bueno imagino que debe haber cierta rigurosidad con todo lo que haces ¿Cómo fue ese proceso de aprendizaje?

“El proceso al principio era bastante torpe, de hecho el primer libro que escribí, bueno al menos así lo creía yo, apenas se le podía calificar de eso, porque sólo tenía 20 páginas. Me di cuenta que eso no iba a llegar a ningún lado y terminé descartándolo para perfeccionarme en el dibujo, que a mí parecer, ha sido más complicado que la escritura, porque la ilustración necesita de más disciplina y constancia, porque uno puede tener mucho talento, pero si no te ejercitas terminas haciendo un mal trabajo”.

-¿Cuáles son tus proyecciones a corto plazo?

“Mi meta es hacer carrera y convertirme en escritora, no es algo que planeo dejarlo como un pasatiempo, para nada. Mi idea es apuntar a un público que en realidad no lee mucho, procuro hacer los capítulos cortos y con un nivel de lectura no muy pesado, porque estoy enfocada al mercado chileno que le cuesta tomar el libro y ponerse a leer, por eso igual la parte ilustrativa, la cual proporciona descanso entre páginas, además que ayuda a recordar donde uno quedó la última vez”.