Necrológicas
  • José Arturo Olavarría Velásquez
  • Víctor Serón Nail

Acusan que matronas pusieron en riesgo la vida de una mujer que presentaba un aborto retenido

Por La Prensa Austral martes 18 de diciembre del 2018

Compartir esta noticia
3.754
Visitas

Marido la trasladó, por sus propios medios, al Hospital Clínico de Punta Arenas

Una denuncia pública por presunta atención negligente recibida por su esposa en el Hospital Marco Chamorro Iglesias de Porvenir, por tercera vez en pocos años (sólo que en esta ocasión puso en serio riesgo la vida de la señora), expresó el residente porvenireño Jaime Alonso Delgado Delgado, contratista de obras menores, quien reside en la capital fueguina desde 2012 tras emigrar a la región desde su natal Osorno. El afligido vecino fijó con mucha ilusión en el futuro su residencia en la capital fueguina, desposando a Rosa Alejandra Ampuero Tagle, la que a su vez llegó desde la ciudad argentina de Río Grande en 2001 y con quien tienen un hijo pequeño que asiste a un jardín infantil.

De acuerdo al relato del denunciante -refrendado por su cónyuge- ella acudió al centro asistencial isleño el lunes de la semana pasada para hacerse un examen de Papanicolau por unas molestias internas que atribuía a su inminente menopausia, que preveía por sus 44 años de edad. Pero, mediante una ecografía vaginal, la matrona que la atendió notó un embarazo de algunas semanas, aunque sin latencia vital.

No obstante, le confesó a la paciente que no sabía manejar adecuadamente el instrumento, por lo que recurrió de ayuda a una colega. La segunda profesional guió en parte el procedimiento, pero a doña Rosa le preocupó que ésta, a su vez, requirió la precisión de una tercera asistente, quienes le entregaron el diagnóstico definitivo: se trataba de un aborto retenido de 7 semanas y 3 días de gestación.

Le piden gestionar nuevos exámenes

De allí, en vez de ingresarla hospitalizada, la enviaron al Some para tramitar nuevos exámenes y una ecografía para la que no existía una hora cercana, si bien le consiguieron un cupo de urgencia para una semana más tarde -hoy, martes18-. Pero al dirigirse al Some ya no había atención a público y sus funcionarios se habían retirado y la única persona que había en ese momento no la atendió y simplemente se marchó, sin siquiera escuchar su angustiante situación.

Ante el riesgo que corría la vida de su señora, Jaime Delgado tomó la decisión de trasladarla de inmediato en su vehículo por tierra, vía Primera Angostura (5horas de viaje) hasta Punta Arenas, para ser atendida de urgencia en elHospital Clínico Regional, donde se les dijo que fue la mejor decisión que pudo haber tomado, pues la mujer requería atención médica de inmediato. “Quisimos hacer pública esta situación porque no queremos que les pase a otras mujeres y que el hospital de Porvenir, que es la ciudad que elegimos para trabajar y para vivir con nuestro hijo, sea un lugar donde tengas la seguridad que se van a preocupar de tu vida, no sentir la incertidumbre de si la vas a perder”,sintetizó el transido esposo y padre.

Más capacitación y experiencia

Afirmó que no es la primera vez que le ocurre a su señora una situación parecida en el mismo hospital, pues cuando nació su hijo, de hoy 3 años de edad, también tuvieron una atención que calificó como negligente, agregando que hubo una tercera ocasión en que a la esposa no se le prestó la prestación debida. En cada una de esas oportunidades, con una inseguridad y diagnósticos poco precisos.

“Acá no estamos buscando ninguna compensación económica, ni menos sanciones, sólo pretendemos que estas cosas se solucionen, que de una vez por todas Porvenir tenga un hospital como se lo merecen sus habitantes, con profesionales más capacitados y de mayor experiencia”, abogó. Finalizó asegurando que se entrevistó con la directora del nosocomio, Esmeralda Ruiz -admite que con ánimo enardecido y hablando fuerte- pero sin faltarle el respeto ni emitir palabras soeces.

Dijo que la profesional admitió el error de las funcionarias (que debieron haber internado a la paciente, le respondió), pero no notó empatía de su parte y que sólo se expresó a la defensiva, lo que redobló el dolor padecido ante un actuar negligencia que pudo dejar a su hijo sin madre, a tan corta edad, cerró, con semblante de evidente cansancio y tristeza.

Salud hablará hoy

Consultada por la situación de las matronas, la directora del hospital fueguino, Esmeralda Ruiz, se excusó de entregar su versión del caso y anunció que hoy la dirección regional de Salud emitirá un comunicado oficial, mediante el cual ese servicio se referirá a los hechos denunciados. Sobre un trascendido que indicaba que habría sido citada para hoy por la gobernadora provincial Margarita  Norambuena, lo desmintió clarificando que lo que habrá es una reunión de servicios públicos programada por la gobernación provincial.

Juan Carlos Kalazich, líder del Comité de Defensa de Porvenir. Foto Archivo LPA

Kalazich pidió a la gobernadora “mojarseel potito” por el hospital

Ante lo denunciado por el matrimonio Delgado Ampuero, el presidente del Comité de Defensa de Porvenir, Juan Carlos Kalazich, emitió fuertes declaraciones en las que acusó a la gobernadora de Tierra del Fuego, Margarita Norambuena, que-dijo- “se lo pasa evaluando y estudiando”. Le pidió “mojarse el potito sacando a algunos médicos y cambiando el sistema” y le recordó que cuando fue candidata a alcaldesa, dijo que lucharía por un hospital insular.

Pero sus alusiones alcanzaron también al gobernador de la provincia Antártica, el abogado porvenireño Juan José Arcos, al que acusó de abandonar su ciudad nataly elegir Puerto Williams para tener “una futura línea turística personal”, llamando a ambas autoridades “títeres políticos” del Presidente Piñera. Además, llamó a los concejales Carlos Soto a dejar de pelear con la alcaldesa y la gobernadora y unirse para mejorar el centro asistencial; y a Mario Cárcamo, a decidirse entre el trabajo que desempeña en el hospital (nutricionista) o seguir siendo edil. “¿Porqué no buscan soluciones, en vez de pasar el mes para cobrar el sueldo y dejar de ser títeres políticos?”, les preguntó a todos, incluso a la intendenta María Teresa Castañón, a la que criticó por no tomar un helicóptero y venir a ver “al tiro” la situación del centro asistencial fueguino.